lunes, 26 de mayo de 2008

Organización Internacional del Café (OIC)

Los productores de café "molidos" por el dólar y el petróleo

LONDRES.- Los pequeños cafetaleros se están viendo especialmente perjudicados por la caída del dólar y el aumento del precio del petróleo, según ha señalado el director ejecutivo de la Organización Internacional de Café (OIC), el colombiano Néstor Osorio.

Al término de la reunión semestral del Consejo de la OIC, Osorio afirmó que la recuperación de los precios del café tras la crisis de principios de siglo está siendo socavada por "la caída de la moneda estadounidense, en la que se negocia esa materia prima, y el elevado coste del crudo, que afecta al precio del transporte y los fertilizantes".

Todo el mercado del café sufre las consecuencias de estas circunstancias macroeconómicas, pero los que "en algunos casos están registrando pérdidas son los pequeños caficultores", que tienen otro problema añadido: la deuda acumulada durante los años de la crisis, cuando el café se vendía, como en el 2002-03, a menos de la mitad del coste de su producción.

Mientras que la mayoría de productores pueden, como mínimo, cubrir los costes de producción, los pequeños caficultores de "los países más pequeños y menos desarrollados" afrontan dificultades, indicó Osorio, que no mencionó lugares concretos.

El precio del café cayó en abril hasta 126,55 centavos por libra, según el indicador compuesto de la OIC, frente a los 136,17 centavos por libra registrados en marzo, un mes muy volátil en los mercados de materias primas. Pese a las oscilaciones, los precios se mantienen "firmes" en lo que va de año y son superiores a los de meses anteriores, apuntó Osorio.

En cuanto a las previsiones de importaciones y exportaciones, el director ejecutivo de la OIC auguró, para la temporada 2008-09, una producción mundial de unos 127 millones de sacas, frente a una demanda de en torno a 125 o 126 millones.

Durante su reunión, de lunes a viernes de esta semana, el Consejo también decidió estudiar medidas para, en lo posible, ayudar a los productores a luchar contra otro problema: el deterioro de las cosechas por un insecto llamado la broca del café.

Paralelamente, la OIC analizó el estado de su nuevo acuerdo constitucional, consensuado el año pasado por los 70 países miembros, que tiene que ser firmado y ratificado. De momento, 11 países lo han firmado, incluidos Colombia y Brasil, y la Unión Europea prevé hacerlo en julio.

Sin embargo, Osorio ve "poco realista" esperar que el nuevo acuerdo habrá sido ratificado por todos los miembros en la fecha prevista, el próximo 1 de octubre, cuando expira el acuerdo actual, que seguramente habrá que prorrogar.

Por otra parte, el Consejo decidió que la próxima Conferencia Mundial del Café, en la que se analizará el estado general del sector, se celebrará a principios del 2010 en Guatemala.



http://www.elmundo.es/mundodinero/2008/05/23/economia/1211559183.html