lunes, 2 de junio de 2008

Café de Colombia

Se "aguó" la producción cafetera


El invierno que se presenta en el país está generando sobrecostos para el transporte del grano y podría reducir la cosecha

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Gabriel Silva, expresó su preocupación por los efectos que la temporada invernal está generando en ese sector de la economía.

El directivo afirmó que los caficultores están soportando sobrecostos en el transporte del café, y advirtió que podría darse una reducción en la producción de la cosecha del segundo semestre del año.

El sector cafetero no sólo está sufriendo los altos costos causados por la revaluación, que ya deja pérdidas por un monto aproximado a los $3 billones, sino que con la temporada invernal se está viendo seriamente afectado el transporte del café hacia los puertos.

“El invierno está causando estragos muy severos y tenemos una consecuencia logística complicada, porque el tema de las vías está produciendo un sobrecosto inmenso ante el deterioro y las dificultades del traslado”, aseguró Gabriel Silva.

Aunque no se conocen cifras exactas de los daños originados, la Federación de Cafeteros estima que los costos de transporte podrían haberse duplicado en lo corrido del año.

Pero el problema del invierno también empieza a comprometer algunas fincas, donde la saturación del agua ha originado el deslizamiento de los cafetales y, además, empieza a afectar la floración de los cafetales, disminuyendo la producción de grano.

“Específicamente en la zona del Quindío ya detectamos una reducción del 35%. Estamos haciendo la valoración en el resto del país, pero no me atrevo a dar una cifra exacta hasta que no tengamos el estimado completo”, aseguró Silva.

El impacto de la actual temporada invernal se podría ver reflejado en la producción de la segunda mitad del año, según considera el gremio cafetero.

“Por el momento estamos en alerta amarilla, porque si este invierno mantiene su intensidad actual podría haber un efecto sobre la producción del segundo semestre”, expresó Silva.

En el 2007 se produjeron 12.600.000 sacos, cifra que los caficultores esperaban ver superada en el presente año.

Sin embargo, por lo que se ha presentado hasta el momento, tal vez no se logre superar la meta. “No tenemos toda la producción del año, lo que sí intuyo después del recorrido por la zona cafetera es que a la revaluación se le añade el agua”, expreso Silva.

Por ahora, la Federación Nacional de Cafeteros piensa que algunas bodegas de Almacafé, cerca a Pereira, servirán de albergue para familias cafeteras y de la zona que están afectadas por el invierno.

Pero sólo cuando se haga un balance nacional, se sabrá la magnitud del impacto de las lluvias.



http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Mayo302008/cafe.html