jueves, 4 de septiembre de 2008

Encuentro Ramacafé 2008 inicia hoy en Managua

Café por la excelencia

Encuentro Ramacafé 2008 inicia hoy en Managua con participación de más de 400 delegados

El aumento de precios de los insumos agrícolas y la energía, en agenda del evento

El encuentro Ramacafé, que se celebra cada año en Nicaragua y que reúne a expertos y caficultores de diversas regiones del mundo, se ha convertido en una plataforma donde el sector define estrategias y políticas, mediante el intercambio de información sobre el uso de nuevas tecnologías de producción, para hacer frente a las nuevas exigencias del mercado.

Estas razones motivaron el nacimiento de Ramacafé en el 2001, cuando el sector cafetalero se planteó uno de sus mayores retos: hacerle frente a los costos de producción, incluso buscar cómo reducirlos, ante la caída de los precios del café en el mercado internacional.

Henry Hüeck, presidente del Comité Organizador de Ramacafé, recuerda que entre el 2000 y el 2005 el sector tuvo que sobrevivir a la caída de los precios del café, cuyo quintal llegó a cotizarse hasta en 65 dólares, cuando los costos de producción oscilaban entre 65 y 80 dólares por quintal.

“A partir de ahí, nos reunimos todos los pilares del sector café y nos preguntamos qué debíamos hacer para reducir costos ante la baja en el precio del café”, precisó.

En esa búsqueda de soluciones, afirmó Hüeck, se concluyó en que se debía mejorar en la calidad, la cual “es punta y lanza del mercado”, enfatizó.

En el 2007 el sector café logra una recuperación, cuando el quintal del grano supera los 121 dólares en el mercado internacional.

“Ramacafé se ha convertido en una plataforma para el sector, para enfrentar crisis”, añadió Hüeck.

LOS NUEVOS RETOS

Actualmente el sector cafetalero se plantea otros nuevos retos: el aumento acelerado en el precio de los insumos agrícolas y la energía, empujados por el encarecimiento del petróleo y sus derivados.

Así como hacer frente a los efectos del calentamiento global y la necesidad de ejercer mejores prácticas de producción, que sean amigables con el medio ambiente y socialmente responsable, destacó Hüeck.

Es por eso que durante Ramacafé 2008, que arranca hoy en Managua, el sector cafetalero analizará los nuevos desafíos, mediante el intercambio de información y de testimonios de productores de café que han logrado el éxito.

“El encuentro trae a productores de todas partes del mundo y entonces podemos nosotros sentarnos con un productor de México, de Costa Rica, de Guatemala y decirle: Mirá hombré, ¿qué estás haciendo vos para sobrevivir al nuevo contexto?”, ejemplificó.

Hüeck señaló que muestra de la magnitud del problema que enfrenta el sector es que los precios de los insumos se han duplicado en los últimos años.

Por ejemplo mencionó que la urea, uno de los principales fertilizantes de uso del sector, “cuesta el doble que en años pasados”. Un quintal de fertilizante puede llegar a costar poco más de 800 córdobas, e incluso 880 córdobas.

URGEN POLÍTICAS GUBERNAMENTALES

El café es el principal rubro de exportación de Nicaragua. Pero Hüeck considera que, pese a ello, “en el país no hay políticas de producción de café por parte del Gobierno”.

Hüeck mencionó que otros de los puntos que urgen al sector y que también serán temas a discutirse en Ramacafé 2008, es la necesidad de trabajar en políticas de certificación de las fincas cafetaleras para acceder a mercados más exigentes y competitivos.

EL FINANCIAMIENTO

Otro de los problemas que resiente el sector cafetalero es la ausencia de programas de financiamiento, situación que limita sus capacidades competitivas. Pero siempre se trabaja en el desarrollo de oportunidades.

“El financiamiento (en Nicaragua) sigue siendo caro, y lo que sucede es que esta alianza (con FAST) está dando una nueva alternativa de financiamiento para los cafetaleros, que están trabajando con una caficultura sostenible, café orgánico y certificado”, precisó Hüeck.

En ese sentido, Nohemí Pérez, directora ejecutiva de la Alianza Financiera para el Comercio Sostenible (FAST), manifestó que la ausencia de programas de financiamiento golpea principalmente a los pequeños caficultores de la región, que no cuentan con garantías que exige la banca comercial.

Pérez considera que sin financiamiento difícilmente los pequeños productores podrán desarrollar un producción sostenible. “Es decir, que sea ambientalmente responsable, socialmente benéfica y económicamente viable”, explica.

Para responder un poco a las necesidades de financiamiento, FAST lanzará en Latinoamérica su programa de crédito, el cual será expuesto durante la celebración de Ramacafé 2008.

Los productores podrán acceder a préstamos que oscilan entre los 50 mil y 500 mil dólares, según “la necesidad de los productores”, añadió Pérez.

FAST es una organización internacional sin fines de lucro, que representa a instituciones financieras que incluyen prestamistas comerciales, agencias de préstamos alternativos, pequeñas y medianas empresas y organizaciones de productores sostenibles, entre otros.

Pérez aseguró que aunque “los productores no tengan garantías, podrán acceder a los créditos. De hecho, nosotros tenemos miembros que también respaldan a los productores con garantías”, aseguró.

El café aportó el año pasado 183 millones de dólares en concepto de exportaciones, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN). El grano se exporta a 25 países, pero principalmente a Estados Unidos, Canadá y las naciones de la Unión Europea (UE).



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/septiembre/01/noticias/campoyagro/