sábado, 27 de diciembre de 2008

Franquicia de El Salvador

The Coffee Cup abre en Costa Rica y prevé 10 tiendas en 2010

A Nicaragua llegará después de que se aclare el panorama político

Tras ocho meses de intensas negociaciones con inversionistas costarricenses, la marca salvadoreña de café gourmet, The Coffee Cup, abrió su primera tienda en Costa Rica. Un paso muy importante por lo difícil que es entrar al mercado más exigente de Centroamérica.

El bar de café fue inaugurado el 17 de diciembre pasado por la noche en el centro comercial Plaza Grecia, en la ciudad del mismo nombre a 45 kilómetros de San José, informó el propietario de la marca en El Salvador, Samuel Quirós.

La franquicia para la primera tienda de café gourmet salvadoreño en Costa Rica representa una inversión de más $125 mil, comentó el empresario cafetero.

Quirós confirmó que la compañía costarricense Coffee and Talk A.S. también firmó un contrato para montar nueve tiendas adicionales, en los próximos dos años, en diferentes lugares de Costa Rica, y que en cada una se invertirán entre $125 mil y $150 mil, monto que dependerá de la ubicación y tamaño.

Adelantó que ya se tienen reservados dos locales en igual número de centros comerciales, los cuales están en construcción en la capital, San José, donde es muy probable que se abran las siguientes sucursales.

Sin embargo, detalló que la firma continúa buscando otros lugares y si entre ellos se encuentra uno que ya esté listo, y reúna las condiciones exigidas por la franquicia, entonces se abriría la siguiente tienda allí.

La marca The Coffee Cup ya tiene un nombre reconocido en toda Centroamérica, tanto es así que los mismos inversionistas costarricenses vinieron a El Salvador a negociar la franquicia, dijo Quirós.

Añadió que a pesar de que Costa Rica es un mercado muy difícil de penetrar este negocio cuenta con la ventaja de que participa en un mercado muy grande, aparte de que los ticos toman mucho y buen café, lo que facilitó su entrada de la mano de los empresarios locales.

También contribuye el alto poder adquisitivo que tienen los "ticos", así como el alto turismo que existe en Costa Rica, ya que tanto los nacionales como los turistas están dispuestos a pagar bien por una buena taza de café, explicó.

Otro factor que facilitó el ingreso de la franquicia salvadoreña fue que no existe ninguna cadena de tiendas de café gourmet, sino que hay varios restaurantes donde además de alimentos venden la aromática bebida. "Pero no son (tiendas) especializadas como nosotros. Creo que sólo hay dos o tres tiendas en todo el país, pero no son cadenas ni con la especialidad nuestra de café gourmet", dijo.

Quirós está seguro que alcanzará el éxito en suelo tico con los bares de The Coffee Cup porque la gente, y en especial los turistas, pagan por la cantidad. "A la gente lo que no le gusta es que usted le cobre caro por una cosa que no sirve, pero le puede cobrar caro por lo que sí vale y la gente no lo resiente", aseguró.

Agregó "Nosotros todavía no sabemos de un cliente que haya dicho que caro es este café porque cuando lo prueban se dan cuenta que lo vale, lo malo es cuando les cobran dos dólares por una taza y no sirve".

Con la sucursal de Costa Rica son ya 24 tiendas las que posee la franquicia: 4 en Honduras, una en Guatemala y 18 en El Salvador. La marca genera más de 300 empleos directos en Centroamérica.



http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6374&idArt=3169790