viernes, 6 de marzo de 2009

Café de Colombia

Café, en época de precios gordos

Los caficultores colombianos encontraron este año un aliado que ya ha comenzado a generarles buenos dividendos: la devaluación del peso, fenómeno que, de prolongarse, podría contribuir a la recuperación de los ingresos dejados de percibir durante la últimos cuatro años por culpa de la revaluación.

Además de que los precios internacionales del grano se han mantenido este año en niveles superiores a 1,30 dólares la libra, el incremento del valor del dólar ha sido fundamental para que la carga de café llegue por estos días a precios nunca antes vistos, es decir, alrededor de los 650.000 pesos la carga de 125 kilos, seco de trilla.

Según los reportes diarios de la Federación Nacional de Cafeteros, en lo que va del 2009 el precio interno ha subido 18,5 por ciento, como resultado de aplicar la fórmula que combina la cotización internacional y la tasa de cambio de cada día.

Per la devaluación no tiene contentos solamente a los cafeteros.

Lo propio sucede con los productores de flores, banano, caña y palma de aceite, entre otros productos.

Y es que hay razones para ello. Cafeteros y demás exportadores se sienten mucho más cómodos pues la devaluación ha mejorado sustancialmente sus ingresos (15,42 por ciento en lo corrido del año) y esperan que la tendencia favorable de la tasa de cambio se mantenga.

MEJOR INGRESO

Entre enero y diciembre del 2008, el cambio en el precio no fue sustancial, pues abrió el año en 501.520 pesos por carga de 125 kilos y cerró en 570.652, es decir, apenas 8.000 pesos más; una baja considerable se reportó en mayo (434.980) y un pico en septiembre (540.713 pesos). Este cálculo es el promedio de precio en 16 municipios.

Durante lo corrido del año, entre enero y ayer 5 de marzo, el precio interno se ha incrementado en 70.625 pesos, al pasar de 570.625 (promedio de enero), al 641.250 pesos, ayer.

Las razones del aumento del precio interno son varias. En primera instancia, no puede desconocerse una escasez de grano debido a una merma en la producción, ocasionada por el invierno que ha venido azotando a todo el país, desde agosto del año pasado.

La caída en la producción también ha sido impulsada por el menor uso de fertilizantes debido a los altos precios de los fertilizantes registrados en el país y por el programa de renovación de cafetales que han salido de producción.

En cifras, la producción cafetera del país cayó 9 por ciento durante el 2008, las exportaciones bajaron 2 por ciento, para situarse en 11,103 millones de sacos, es decir 198.000 menos que en 2007.

"Han salido de producción 211.000 hectáreas desde el 2006. Sin embargo, ya para el segundo semestre de este año estas mismas áreas entrarán a producir mucho más de los que hacían antes, pues ese es el fin de dicho programa", dijo Juan Lucas Restrepo, gerente comercial de la Federación Nacional de Cafeteros.

"Así se logrará la meta trazada de exportar 17 millones de sacos en el 2014".

Además de lo anterior, en el mercado mundial se han notado dos fenómenos: la reducción de los inventa-rios y un incremento en el consumo en los países im-portadores.

En este último caso, la tendencia al alza, ya que en los últimos cinco años demandaron 7,3 millones más de sacos de 60 kilos, al pasar de 84,5 millones en 2003 a 91,8 millones en 2007.

PRECIO PROTEGIDO

Otra de las medidas que ha impulsado el precio y garantizado el ingreso de los caficultores es el llamado Contrato de Protección de Precio (CPP), un seguro contra la caída en el precio interno del grano.

Este mecanismo tuvo ayer un piso de referencia de 537.125 pesos por carga del grano, que se convierte en una garantía para los productores.

Buenos precios pero no hay cosecha

A pesar de los buenos precios del grano, la alegría de los cafeteros no es completa. En estos momentos no tienen mayores posibilidades de beneficiarse de las altas cotizaciones debido a que aún no han comenzado a recolectar la cosecha de mitaca, lo que indica que no hay café para vender.

Sin embargo, en algunas zonas del país, especialmente en el Huila y el Tolima, dos de los departamentos de mayor producción los caficultores han comenzado a recolectar los primeros granos de la temporada, la cual tendrá su pico más alto de producción durante abril próximo. Los pronósticos de los expertos señalan que este año hay un factor adicional en favor de los cafeteros. Se trata de la devaluación que en lo que va corrido del 2009 supera el 15 por ciento, contrario a lo que sucedió en los últimos cuatro años, cuando a pesar de que los precios externos del grano subían, la revaluación eliminaba cualquier beneficio para los cafeteros.



http://www.portafolio.com.co/negocios/agronegocios/2009-03-06/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-4859526.html