jueves, 16 de abril de 2009

Café de Colombia

Precios del café alcanzan los niveles más altos en la última década

En medio de tantas caras largas de industriales, constructores y comerciantes que sienten los efectos de la crisis de la economía, la vida les sonríe a los cafeteros. Y no es para menos. Los buenos precios internacionales del grano y la devaluación les están aumentando en forma importante sus ingresos.

Esta semana, con precios que se acercaban a 1,80 dólares la libra, la cotización internacional del grano colombiano llegó a su mejor nivel en 11 años, según las estadísticas de la Federación Nacional de Cafeteros.

Al cierre del primer trimestre del año pasado, el precio externo llegó a t1,3802 dólares la libra y un año después ya se situaba en 1,6576 dólares.

Por su parte, la Tasa Representativa del Mercado estaba al cierre de marzo de 2008 en 1.821 pesos, mientras que en igual mes de este año alcanzó los 2.561 pesos. Este aumento ha beneficiado a todos los exportadores, incluidos los cafeteros, ya que al monetizar los dólares que les pagan afuera reciben más pesos. De esta manera la mejoría ha sido del orden del 40,6 por ciento.

En la práctica, estos dos factores, devaluación y precio externo, se han traducido en un mejor pago por la carga de café de 125 kilos al productor con un crecimiento en cerca de 300.000 pesos por carga, que en las últimas semanas ha estado por encima de los 735.000 pesos. Este panorama de buenos ingresos y que tiene a los cafeteros disfrutando de sus mejores momentos en muchos años, no se empaña para nada con las previsiones de una menor cosecha para este año.

En efecto, según los análisis de la Organización Internacional del Café (OIC), la próxima cosecha será inferior a lo que se había previsto, debido a la temporada invernal, que ha hecho estragos en las zonas productoras, sobre todo en la floración de los cafetales.

Además, el programa de renovación de cultivos de la Federación Nacional de Cafeteros hará que se coseche mucho menos. Como parte de esta iniciativa, que busca cafetales más productivos y resistentes a las plagas, desde 2006 unas 211.000 hectáreas (el
27 por ciento del total cultivado con café) se han soqueado, o han sufrido el reemplazo de plantas, lo que las mantiene improductivas. Este año, otras 105.000 hectáreas entrarán a dicho plan.

La OIC estima que la cosecha de Colombia será de 10,5 millones de sacos de 60 kilos, 16,1 por ciento menos que en el año cafetero 2007/2008. En volumen, la merma sería de 2.015.000 sacos. La previsión de producción mundial para el año cafetero 2008/2009 ¿que comenzó en octubre¿ disminuyó en 5,6 millones de sacos y pasó a 127,8 millones, según informó desde Londres Néstor Osorio, director de la Organización.

Según el dirigente, la cifra se replanteó debido, principalmente, a la reducción en los pronósticos para Colombia, Vietnam e India. Las exportaciones globales sumaron 7,8 millones de sacos en el primer mes del año, 2,6 por ciento menos que en el mismo mes el año anterior.

No obstante, anotó el ejecutivo colombiano, el volumen de las exportaciones entre octubre de 2008 y enero de 2009 (los primeros cuatro meses del año cafetero) fue de 30,9 millones de sacos, lo que representa un aumento de 3,6 por ciento en comparación con los 29,8 millones de sacos que se exportaron en igual período del último año cafetero.

Un fenómeno global

Así las cosas, es evidente que 2009 será de merma generalizada en la producción. El ciclo de Brasil, el principal productor, está a la baja; la cosecha de Vietnam será 3,5 millones de sacos inferior a la anterior, y una tendencia similar se registra en Centroamérica, con fuertes bajas en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

En últimas, dijo en su informe el jefe de la OIC, la producción será insuficiente para cubrir la demanda. Esta última ¿que no se vería influenciada por la crisis económica¿ crecería de 125,1 a 128 millones de sacos, por lo que se espera una reducción de inventarios y un alza en el precio. Los inventarios se reducirían en 8,1 millones de sacos, de 25,3 a 17,2 millones, el nivel más bajo desde que la OIC empezó a recopilar cifras al respecto, en la década de los sesenta.

En Colombia, las exportaciones de café cayeron 9 por ciento entre marzo de 2008 y febrero de 2009. Sumaron 10.647 millones de sacos, un millón menos que lo acumulado un año atrás, informó la Federación de Cafeteros.

Ese comportamiento se explica por la caída de la producción, derivada de la renovación y de una menor fertilización de los cultivos, y por la crudeza del invierno. La producción del país en el año cafetero 2008/2009 caería un 16,1 por ciento, frente al inmediatamente anterior, de acuerdo con las proyecciones de la Organización Internacional del Café. 128 millones de sacos de 60 kilos de café demandará el planeta este año, pronostica la OIC, que adelanta que la producción mundial no alcanzará para suplir esta necesidad.



http://www.cambio.com.co/economiacambio/824/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_CAMBIO-4985888.html