viernes, 24 de julio de 2009

Café de Guatemala

Pequeños productores venderán café fortificado


Asociaciones de pequeños caficultores del Occidente se preparan para lanzar en octubre la marca de café Oro Maya

La tecnología para fortificar los granos de café ya está lista para ponerse en marcha y darle al aromático un valor agregado con ingredientes adicionales que incrementen su aporte nutricional o energizante.

Lo único que falta es completar la infraestructura e inscripción de la marca y lograr el interés de algún comprador grande, indicó Juan Francisco González, encargado de comercialización de la Federación de Cooperativas Comercializadoras de Cafés Especiales de Guatemala (Fecceg).
La Federación aglutina a 3 mil 500 pequeños productores de Huehuetenango, Quiché, Sololá, San Marcos y Quetzaltenango, donde se termina de instalar la planta procesadora con asesoría de la empresa Voyava Coffee que impulsa proyectos similares en Chiapas, México y Nicaragua.

Para el café fortificado con hierro, calcio y ácido fólico se analiza el mercado local. Al igual que la cooperativa La Selva en Chiapas, este café puede incluirse en los programas de ayuda gubernamental y atacar problemas como la anemia, afirma González.

Los granos fortificados tendrían presentaciones por libra y en pequeñas bolsas de 20 gramos, que son de consumo más popular. En el caso de los cafés energizantes que incluyen componentes como té verde, ginseng, ginkgo biloba y té blanco, se busca comercializarlos en el mercado de especialidades.

La producción de Fecceg alcanza los 40 mil quintales por año y por ahora se destina a mercados de comercio justo y productos orgánicos. El café fortificado se venderá bajo la marca Oro Maya ligada a la calidad de los granos, agrega González.

Una libra de café de buena calidad se comercializa entre Q35 y Q40; mientras que la libra de un café orgánico fortificado incrementaría su precio en unos Q10.



http://www.elperiodico.com.gt/es/20090724/economia/108125/