martes, 4 de agosto de 2009

Café de Nicaragua

El café orgánico demanda más apoyo

UE le pone más requisitos

Nicaragua es el quinto productor de café orgánico a nivel mundial, y uno de los de mayor calidad, sin embargo, el futuro de este rubro parece amenazado porque no cuenta con el apoyo suficiente, explicó Jeremy Hagger, director del programa de café del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie).

Uno de los problemas que enfrenta ahora este sector es el cambio en la certificación impuesta por la Unión Europea, sólo para este producto.

“Cada año los certificadores de café orgánico ponen más restricciones sobre productos que pueden usar, hay un abono que se hace con gallinaza (estiércol de gallina) que estaban usando. Ahora no pueden usarlo, porque dicen que no es aceptable en la certificación en Europa, hubo un cambio el año pasado”, explicó.

Esto supone una nueva inversión para los productores que, en el caso del café orgánico, han trabajado con recursos propios, ya que las fuentes de financiamiento son escasas para este sector de la producción orgánica.

FALTA ESTÍMULO

“Lo que pasa es que la mayor parte de la producción se ha realizado con esfuerzos propios de los productores, y hay pocas posibilidades de financiamiento de la banca formal e informal”, señaló Martha Estela Gutiérrez, directora ejecutiva de Cafenic, la mayor productora y exportadora de café orgánico del país.

En este sentido agrega que uno de los problemas que existen es la falta de una política de gobierno, definida para el sector de café orgánico, lo cual limita que los mismos obtengan beneficios para la producción orgánica y de comercio justo para el café nicaragüense.

Sin embargo, afirma que en conjunto con el Catie están trabajando “en una estrategia integral en café orgánico, dentro de lo cual se contempla la posibilidad de producir con los materiales hechos en fincas y que se elabore material orgánico con los recursos que tienen los productores”.



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2009/agosto/04/noticias/economia/341806.shtml