viernes, 1 de febrero de 2008

Café de Colombia

El campo se tecnifica


El exigente y variado mundo comercial implica que a la par estén también las ideas de aquellos hombres y mujeres emprendedores que cada día con especial desempeño buscan nichos especiales del mercado en alianza con socios de todo el mundo para ratificar la vocación y tradición comercial de Pereira y por ende abrir oportunidades a empresarios con talento e inteligencia sobre nuevos negocios.

Para satisfacer esas necesidades globales, en Risaralda el empuje ya ha marcado la definición de cadenas productivas y Cluster que sin duda serán exitosos en el 2017, cuando ya el Departamento cumpla 50 años de fundación, y cuando ya los jóvenes que hoy son líderes soñadores tengan sus ideales convertidas en realidad.

Para el 2017 y tal como sucede actualmente, en Risaralda los productores, la academia y las entidades de apoyo, deberán tener perfectamente elaborados los planes para la consolidación de las cadenas productivas en aguacate, mora, lulo, cafés especiales, fique, panela, piscicultura, hortalizas y frutas de clima frío.

Con éxito

En tal sentido, la Gobernación de Risaralda y el Sena Regional Risaralda lideran a nivel nacional la conformación de Alianzas Productivas en varios productos que integran el sector primario o sector agrícola, siendo ejemplo y pionero para los demás departamentos del país, pues actualmente ocupa uno de los 5 primeros lugares de localidades con éxito en el programa, atendiendo el llamado del Gobierno Nacional.

Los recursos invertidos en la primera fase fueron del orden de 3 mil 714 millones de pesos, entre la Gobernación, el Sena, las Organizaciones Gestoras Acompañantes, los grupos de productores y aliados comerciales.

Empeño ejemplar

Después de la etapa de preinversión en las alianzas de mora en Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal y café especial en Guática, se inició después la etapa de inversión para el aguacate, café, panela, piscicultura y hortalizas que benefician a los productores de los municipios de Balboa, La Celia, Apía, Quinchía, Marsella, Santa Rosa de Cabal y Dosquebradas quienes aportan alrededor de mil 900 millones de pesos de 2 mil 012 millones de pesos del total del costo de los convenios.

Cambio empresarial

En esta consolidación de nuevos grupos empresariales, cuando Risaralda cumpla 50 años se espera no sólo que las administraciones de turno continúen con los programas sino que a la par, las empresas privadas que son generadoras de empleos importantes y de ingresos satisfactorios, sigan comprando productos de nuestra tierra como apoyo a los pequeños productores y al crecimiento de una localidad en el triángulo del café que se diferencia por su espíritu comercial.

La empresa Postobón, ya está comprando la mora y el lulo de todos los campesinos del Departamento de Risaralda a un excelente precio. Eso garantiza que se puede generar un campo estable y unas empresas más competitivas.

A futuro

Al mismo tiempo, si se quiere ser una ciudad ejemplo, las acciones deberán estar acompañadas por una insaciable necesidad de asociatividad con otras regiones.

Se deberán fomentar las asociaciones de productores, los planes de negocios, los programas para el mejoramiento de la calidad, las misiones tecnológicas y comerciales, las relaciones horizontales y verticales que desarrollen los sectores económicos, aprovechando y reactivando los activos existentes: conocimientos y destrezas de las personas, calidad de los productos y servicios, prácticas culturales, explotación racional de los recursos naturales y de la infraestructura física.

Asociatividad

Los gremios, empresarios y el gobierno departamental, piensan que a futuro y poco a poco, los productores deberán tener en su actuar diario una cultura de asociatividad, una palabra que ha venido posicionándose desde las diferentes áreas de emprendimiento en la región como el pilar principal del desarrollo comercial y productivo del campo risaraldense.

Es por eso, que la visión de la administración departamental y de los dirigentes gremiales de Risaralda ha inculcado un espíritu de transformación a partir de las asociaciones como mecanismo de apoyo y ayuda para la comercialización de los productos locales tanto para venta interna y nacional como internacional, entendiendo que el futuro viable del campo depende de la capacidad de apoyo entre los mismo campesinos de un sólo sector para cumplir con demandas de volúmenes y estándares de calidad nacional que un sólo agricultor no podría ofrecer.

Hacia el futuro todo el comercio campesino del Departamento deberá ejercerse a través de las asociaciones y sociedades, con buenos precios, buenas cantidades y excelentes rentabilidades para sus agremiados.

Actualmente existen 112 asociaciones y cooperativas para el fomento de la producción y comercialización de óptima calidad para cacaoteros, apicultores, moreros, luleros, cunicultores, plataneros, aguacateros, paneleros, horticultores, piscicultores, fruticultores, madereros, fiqueros en los 14 municipios.

A nivel departamental existen también reconocidas sociedades como la Agraria de Transformación con 60 agremiados, la Asociación de Floricultores Tropicales al cual pertenecen 67 cultivadores de Risaralda, la Asociación de Fabricantes de Calzado de Risaralda con 85 empresas afiliadas en la región.

Dichas uniones son algunas de las más representativas y las cuales han dado ejemplo de liderazgo en esta región que deberá avanzar hacia la asociatividad.

Metalmecánica

Sin duda al preguntar por el futuro de Risaralda, los dirigentes gremiales sólo piensan en una prioridad, “constituir y fortalecer el sector de metalmecánica como promisorio para la economía”. Así mismo lo expresó Magnolia Cañas, directora Ejecutiva de Acopi Risaralda quien reconoció la importancia y los múltiples beneficios que para los empresarios y por ende para nuestra región, traería la metalmecánica, pues no sólo aportaría altos niveles económicos al dinamismo departamental, sino que significa mayor competitividad en el orden nacional y sobre todo internacional. El cluster de metalmecánica en Risaralda, nació como iniciativa conjunta de varias instituciones tanto públicas como privadas de la región y que se ha venido consolidando, dada la necesidad permanente de impulsar la oferta exportable de bienes y servicios. “Son los empresarios del país y de nuestra región los que deben beneficiarse del sin número de tratados bilaterales y multilaterales que a nivel comercial ha firmado el Gobierno Colombiano en el último lustro, pero para ello debemos unir fuerzas y realizar un responsable, serio y eficaz trabajo en equipo que nos presente al mundo como un ente sólido”, expresó la funcionaria.



http://www.eldiario.com.co/bodyindex.php?anteriores=2008-02-01&id_noticia=101807&nombre=noticias&padre=97