viernes, 1 de febrero de 2008

Café de Colombia

El sabor de Risaralda


Mejorar las condiciones competitivas del negocio cafetero y crear alternativas para el sector será una tarea de reestructuración ardua para los próximos años en donde se deberá mantener políticas regionales para la transformación de parcelas en unidades de negocios diversificadas.

Hacia ya van los esfuerzos para que en el año 2017, cuando Risaralda cumpla 50 años las organizaciones de los cafeteros, como capital social para el progreso local y regional, sean dinámicas en la concertación, tengan espacios para la construcción de una cultura agronómica avanzada y agentes de apoyo para que sus asociados sean exitosos y la región aumente el portafolio de sus actividades.

Grano a grano
Si bien la crisis cafetera dejó estragos en tierras risaraldenses, año tras año y grano a grano, los pequeños y medianos cafeteros han entendido que la tierra necesita de sus manos y que la economía risaraldense jamás podrá dejar de un lado este producto básico para el desarrollo de la sociedad risaraldense.

Y es que antes que cafeteros, nuestros productores del grano son personas de bajos recursos económicos con familias numerosas que requieren del apoyo no sólo económico sino también social.

A ello le seguirá apostando el Comité Departamental de Cafeteros, una agremiación que consciente de la necesidad de multiplicar sus recursos económicos y convertirlos en bienestar para las familias cafeteras, decidió apostarle al apoyo de proyectos, cofinanciados con el Comité.

Proyectos como el impulso y fortalecimiento de los cafés especiales que le dan a nuestro Departamento opciones claras de posicionamiento a nivel nacional e internacional, no solo por su calidad, sino por el compromiso de los cafeteros, proyectos de diversificación con fortalezas como la transferencia de tecnología, fortalecimiento de los grupos de operarios, encaminados a mejorar las competencias laborales especificas para cada producto y el contrato de compra del producto que garantiza su comercialización han sido y serán proyectos benéficos que mitigan los impactos de la economía mundial, del valor del dólar y de los altos precios de fertilizantes que debe afrontar esta población.

Diversidad
Una de las excelentes propuestas para los caficultores risaraldenses es la diversificación productiva, en donde el lulo, la mora, el plátano, el fique y la madera, son las alternativas que generan ingresos en épocas diferentes al café.
Para el fortalecimiento de cafés especiales hacia el 2017 cuando Risaralda tenga 50 años de fundación, toda la labor del servicio de extensión, estará dirigida a la promoción y la consolidación de los cafés especiales, mediante la coordinación entre Almacafé, las Cooperativas, e importadores, al igual que el laboratorio de capacitación y calidades que le darán mayor valor al café.

Cafés especiales
Según el gremio, sin duda los cafés especiales serán los que marquen la dirección de la comercialización del grano al exterior por parte del Departamento y con este fin se ha tecnificado la caficultura, pasando de 73,02% del área cafetera tecnificada en 1997 al 94% en el 2007, lo que indica que se ha realizado un gran esfuerzo y ha obtenido una excelente respuesta de los caficultores en el mantenimiento y defensa de la estructura cafetera.

Adicionalmente nuevos consumidores han entrado al mercado mundial del café colombiano tales como Europa Oriental y Central y Países Asiáticos, para quienes los cafés especiales son actualmente el producto más atractivo en el exterior, para lo cual conjuntamente con el Comité Departamental de Cafeteros en Risaralda se ha implementado una oficina de catación de café para la búsqueda de valores agregados de exportación.

Risaralda es uno de los departamentos en el país con mayores oportunidades en cafés especiales con principal participación de Apía en donde se encuentra el perfil de tasa que los consumidores prefieren, adicionalmente es un Departamento sostenible en el mercado gracias al aporte en cuanto al cuidado del medio ambiente.

Lucha constante
Habrá que fortalecer al sector para los próximos 9 años pues el consumo de café mundial crece al 2% anualmente gracias a los cafés especiales que es el segmento más dinámico. Risaralda tiene 7 programas de cafés especiales apoyados por la Federación Nacional de Cafeteros, que vincula a mil 681 caficultores con 4 mil 631 hectáreas. Los cafés especiales que componen al Departamento son: Cafés de origen, Rainforest Alliance, Utz Kapeh, Flo, Coe, Apía y Jazmín.

Si bien este Departamento se ha caracterizado por ser una región con vocación agrícola por excelencia y por varias décadas el café fue la base principal de su economía, sin embargo hoy en el mapa agrícola se localizan también cultivos de caña de azúcar, plátano, maíz, entre otros, además de cultivos forestales que hacen aún más atractivo este destino que no es menos que un palacio ancestral.

En este campo los cafeteros piensan ampliar sus conocimientos para ofrecerle al gremio una oportunidad de ver el mañana con ojos de esperanza, aquellos que desde la siembra de los cafetos hasta la recolección de los granos, marcarán siempre el destino y liderazgo de nuestras tierras que se visten de rojo en cosecha o mitaca.


http://www.eldiario.com.co/bodyindex.php?anteriores=2008-02-01&id_noticia=101806&nombre=noticias&padre=97