sábado, 8 de marzo de 2008

Café de El Salvador

Precios altos frenan las ventas del café


Tostadores se han retirado temporalmente del negocio a la espera de una baja

No sólo los vientos de principios del año o las lluvias imprevistas han puesto en dificultades a los cafetaleros regionales. Ahora, los elevados precios a los cuales se cotiza el grano ha desacelerado la comercialización de la cuarta parte de la cosecha.

Los compradores tradicionales internacionales se han retirado temporalmente del mercado a consecuencia del encarecimiento, y la situación ha puesto en problemas a los productores, informó ayer con preocupación el periódico La Nación de Costa Rica, basándose en las cotizaciones de la Bolsa de Valores de Nueva York. Por ejemplo, el precio ha crecido aproximadamente el 20 por ciento: desde el cinco de enero, cuando la cotización del grano pasó de 131.40 dólares el quintal, a 165.40 dólares el 3 de marzo.

Ayer, el quintal cerró a un precio de 148.75 dólares. De acuerdo con Reuters, los futuros de café arábigo finalizaron ayer con una fuerte baja por segundo día consecutivo, debido a una gran liquidación de fondos antes del fin de semana en un amplio retroceso de las materias primas.

El director ejecutivo del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé), dijo a ese periódico que falta por vender el 26 por ciento de la cosecha 2007-2008, cuyo volumen se estima en 2.51 millones de quintales del grano.

En El Salvador, la situación es similar, pero los dirigentes del gremio productor reaccionaron con tranquilidad y prevén que a partir de ayer, cuando los precios registraron una leve baja, la situación tienda a corregirse.

El presidente de la Fundación para el Café (Procafé), Mario Acosta, confirmó que son las ventas a futuro las que "están emproblemadas" debido a la ausencia de la mayoría de los compradores internacionales.

"Lo que ellos (los compradores) buscan son rentabilidad de precios. Hay muchos fondos en las bolsas de valores que invierten en comodities, entre ellos el café, y especulan con los precios", destacó.

Por su parte, el director ejecutivo del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), Ricardo Espitia, explicó que la distorsión no ha sido generada necesariamente por actores de la industria, sino que los fondos de inversión están invirtiendo en compra de contratos, lo cual de alguna manera ha "sobredimensionado" los precios. "Los tostadores del café se han abstenido de comprar en las últimas semanas, de alguna forma están bastante abastecidos", indicó.

Cuando los compradores locales quieren vender a un comprador, la demanda del comprador físico está relativamente baja por la subida drástica de los precios del café en las últimas semanas, añadió.



http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6374&idArt=2155512