lunes, 10 de marzo de 2008

Café de Nicaragua

Impulso para mejorar calidad del café

Estudio dirigido a pequeños y medianos productores será distribuido a los cafetaleros de todo el país

Investigación del IICA para aprovechar también mieles y pulpa del café


El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) divulgará el próximo 26 de marzo un estudio de diagnóstico y diseño de beneficios húmedos de café, mediante el cual pretenden incidir para mejorar la calidad del grano de oro.

Juan Guerrero, consultor del IICA-Promecafé y autor del estudio, informó que en adelante “la capacidad del beneficio se basará en el día pico de cosecha y no en el total de lo que produce la finca”, para evitar el error de levantar grandes estructuras que se convierten al final en corrales para animales domésticos, como comprobaron en visitas de campo.

Livio Sáenz, delegado por el IICA para supervisar el avance del programa, destacó que al finalizar la instalación de una nueva infraestructura, el país habrá recuperado la capacidad de beneficiar unos 219 mil quintales anuales de café oro, con una reducción considerable del daño físico del grano y un mejoramiento del cinco al seis por ciento en la calidad del café.

La organización ha recomendado, además, mejorar las técnicas en el despulpado del grano en los beneficios húmedos.

Después de la presentación oficial del estudio, el mismo estará a disposición para los 30,400 cafetaleros del país, que cultivan en promedio 186 manzanas de tierras.

La mayoría de estos productores cultivan ocho variedades de café exportable, en alturas que van desde los 450 hasta los 1,500 metros sobre el nivel del mar.

El diagnóstico final está siendo elaborado todavía por el IICA en conjunto con Promecafé y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), según detalla un comunicado del IICA en su portal electrónico.

Qué más se investiga

El beneficiado húmedo es un proceso de remoción de la envoltura que cubre a la semilla de café, utilizando agua para remover la cáscara y separar el mucílago, define el documento.

“Durante este proceso el agua se contamina. Pero lo peor no es eso, sino que esas aguas mieles son arrojadas por una gran parte de los productores a las fuentes de agua: quebradas, ríos y riachuelos”, añade.

Con en el nuevo estudio se propondrá reutilizar el agua y su estructura para aprovechar productivamente las aguas mieles y la pulpa.

Situación de caficultura

Según datos del IICA, en el 2006 la caficultura generó un promedio de 280 mil empleos y en el primer quinquenio de este siglo aportó entre 1.8 y 4.6 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua.

Gerardo Escudero, representante del IICA en Nicaragua, expresó que “la investigación de 95 páginas (...) es un documento que tendrá un peso importante para la caficultura, pues el 99.5 por ciento de los cafetaleros son pequeños y medianos productores”.

Uno de los datos significativos que incluye el estudio es que en octubre de 1998 el huracán Mitch destruyó tres mil hectáreas de café, dañó otras siete mil hectáreas y provocó pérdidas cercanas a los 68 millones de dólares.

El IICA fue designado por el Fondo Común de Productos Básicos (CFC) y la Organización Internacional del Café (OIC) para ejecutar en Honduras y Nicaragua un programa de beneficiado y mejoramiento de la calidad del café.



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/marzo/10/noticias/campoyagro/