lunes, 31 de marzo de 2008

Tiendas de café en Guatemala


Las tiendas de café cobran auge

Se han convertido en sitios ideales para cerrar negocios, sociabilizar o para que los jóvenes se reúnan a tomar una taza de café o cualquier otra bebida fría o caliente, de la extensa variedad elaborada a base del aromático.

Son las tiendas de café o coffee shops, que en los últimos dos años y medio han alcanzado un auge sin precedentes, medible por el incremento en el número de quintales de café que demandan.

La Asociación Nacional del Cafe (Anacafé) no cuenta un registro sobre el número de este tipo de locales, pero mencionó que en los últimos cinco años estos demandan entre el 5 y 7 por ciento del total de la poducción nacional del grano.

Sin embargo, se pueden identificar claramente al menos siete cadenas de estos negocios, entre los que destacan: &Café, Café Gitane, Café Saúl, El Cafetalito, Café León, Café Barista y McCafé.

Solo tres cadenas proporcionaron datos sobre el número de sus locales, los cuales sumaron 50 en todo el país.

Algunas tienen presencia en la provincia, como Quetzaltenango o Antigua Guatemala, donde existe gran cantidad de pequeños cafés.

Los directivos de al menos dos cadenas hablan de la posibilidad de salir a competir a El Salvador (&Café y Saúl).

Christian Rasch, presidente de Anacafé, comentó que el crecimiento de estos puntos de venta está relacionado con el aumento del consumo interno de café y de la mayor oferta de la bebida servida en lugares como centros de conveniencia de gasolineras y quioscos, situados dentro de los supermercados.

Rasch afirmó que en el último lustro el consumo interno de café con calidad de exportación pasó de 200 mil a 400 mil quintales.

De éstos, entre 20 mil y 28 mil quintales de café oro son destinados para potenciar el consumo de café nacional en las tiendas.

Calidad excepcional

Hans Mash, gerente de El Cafetalito, coincide con Rasch en que el incremento en el consumo es consecuencia de la calidad “excepcional” que está adquiriendo el café guatemalteco.

La gente ha empezado a descubrir más el café y las bebidas que lo contienen como base, como los latte, cappuccino y frappés, que son el anzuelo en la cruzada por ampliar la cultura de tomar esta bebida entre los guatemaltecos, agregó Mash.

Walter de la Cruz, de Café Barista, cadena que cuenta con 12 tiendas y unos 160 colaboradores, comentó que el mercado nacional es muy competitivo, pero que hay lugar para todos.

Aunque estimó que la inversión para iniciar un buen punto de venta bien podría superar los US$70 mil.

Sin embargo, para de la Cruz, la tendencia será que, frente a una posible desaceleración de la economía, permanezcan las empresas que ya tienen nichos de mercado y formatos de venta especializados.

Ana Karina Koper, de Cafe Gitane, que tiene 21 puntos de venta y aproximadamente cien empleados, cree en la competitividad y potencial del mercado, e insiste en que lo importante para permanecer es tener consistencia tanto en la logística como en la calidad de los productos que se ofrezcan.

Aunque al igual que su competencia Café Gitane, no cree en una expansión explosiva de sus locales, en los próximos dos meses prevé abrir dos tiendas más en la capital.

Nuevo punto de reunión

Emilio Méndez, de Café Saúl, explicó que el café se ha convertido en una bebida predilecta de los guatemaltecos, especialmente entre los jóvenes quienes ven los “coffee shops” como lugares de socialización, entretenimiento y, además, muy “cool” o frescos y de actualidad.

A diferencia de las demás cadenas, Café Saúl trabaja en tres formatos de venta: ATH que significa Atención a Toda Hora y en donde se puede ingerir alimentos más fuertes en cada tiempo de comida, los kioscos en lugares como centros comerciales y una versión móvil que ofrece bebidas con un limitado menú de crepas, que son la especialidad de la casa.

Christian Quan, de &Café, cadena que posee 17 tiendas, opina que aún hace falta desarrollar la cultura del guatemalteco por beber café de calidad.

Destacó que las tiendas de café se han convertido un lugar predilecto para jóvenes, pero cada vez más los empresarios encuentran un sitio ideal de reunión para cerrar algún negocio.

Jean Klaus Rossell, Gerente de McCafé Guatemala, dijo que en los últimos cinco años se ha duplicado la demanda del café nacional, pues cada vez hay más personas que desean tomar una bebida de mejor calidad.

Agregó que este tipo de negocios está creciendo a nivel mundial y Guatemala es privilegiada por contar con uno de los mejores cafés del mundo.

Arturo Rodríguez, de Café León opinó que el mercado seguirá creciendo con ubicaciones en Antigua, Cobán y Quetzaltenango, lugares en donde ya existen pequeños cafés que ofrecen especialidades del aromático.

Rodríguez concluyó que tanto la calidad como el aumento de la cultura de beber buen café seguirán siendo los factores más importantes para la expansión de éstos negocios y recordó que desde 2003 a la fecha el consumo general del país ha subido entre 20 a 25 por ciento.



http://www.prensalibre.com/pl/2008/marzo/31/228689.html