jueves, 3 de abril de 2008

Café de Colombia

Colombia: revaluación amarga el café

Los casi dos millones de colombianos que viven del cultivo del café están en medio de una paradoja: a pesar de tener muy buenos precios internacionales, cada vez reciben menos por lo que exportan.


De poco ha servido que los precios del café colombiano en el mercado internacional hayan llegado a US$1,6 la libra a comienzos de 2008, después de que escasamente pasaban de US$1 en 2005 y de que en 2002 estaban a niveles de US$0,58.

Todo se debe a la revaluación del peso colombiano, que ha llegado a tal extremo, que hoy se paga lo mismo por un dólar de Estados Unidos que lo que se pagaba hace nueve años.

Eso es, en otras palabras, pérdida de rentabilidad, porque la inflación ha subido todos estos años.

Así las cosas, la revaluación aguó la fiesta de los buenos precios internacionales.

En otras circunstancias eso habría producido algo muy similar a las bonanzas cafeteras que hubo hace algunas décadas.

Grandes pérdidas

En la práctica, los cafeteros aseguran que lo que están ganando por el lado de los precios, lo están perdiendo por culpa del dólar barato.

Por eso, expertos consultados por BBC Mundo, como el ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo, afirman que "la revaluación es la tercera plaga que sufre el café colombiano, después de la roya y la broca".

La Federación de Cafeteros de Colombia reveló hace poco que la revaluación le ha quitado al sector casi US$1.000 millones en los últimos tres años.

La situación es de "extrema preocupación", como se lo manifestó el presidente de la Federación de Cafeteros, Gabriel Silva, a las autoridades monetarias.

"Nada más lejano a la realidad que estar hablando de una 'bonanza' cafetera, precisamente cuando el sector enfrenta una severa crisis", dijo Silva.

Tasas de interés

Aunque la caída de la divisa estadounidense no es un fenómeno exclusivo de Colombia, aquí se ha presentado más acentuadamente que en otros países de la región, debido a las atractivas tasas de interés.

En Colombia se están pagando seis o siete puntos más de intereses que en Estados Unidos, le dice a BBC Mundo Guillermo Perry, un ex ministro de Hacienda que trabaja para el centro de investigaciones Fedesarrollo.

Eso ha hecho que muchos capitales lleguen a Colombia y aumenten considerablemente la oferta de dólares.

El Banco de la República, que es el banco central, optó por no subir las tasas de interés esta semana, a pesar de que lo había hecho en 15 oportunidades en los últimos dos años.

Eso calmó transitoriamente los ánimos de los cafeteros y de otros sectores que también se han perjudicado por la revaluación, como los floricultores y los textileros.

Despidos

Los floricultores dicen que hasta finales de 2007 habían tenido que despedir a 13.000 empleados y las dos textileras más grandes del país, Coltejer y Fabricato, anunciaron recortes de personal.

Lo peor, frente a los cafeteros, es que los precios internacionales de las flores y los textiles colombianos no están en su mejor nivel.

En diálogo con BBC Mundo, el economista Luis Ignacio Aguilar, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, sostiene que, aunque no se trate de una política explícita, al Banco de la República -encargado de controlar la inflación- le conviene la revaluación porque se abaratan las importaciones de alimentos. Y, de paso, se calman los brotes inflacionarios.

Perry estima que las autoridades económicas están siendo erráticas y por eso él no ve que los nubarrones de la devaluación puedan desaparecer pronto.

Restrepo dice que, como el café no es un cultivo que se pueda arrancar de la noche a la mañana, los cultivadores tendrán que aguantar a que pase esta mala racha.

Y en eso coincide Aguilar, quien señala que los cafeteros colombianos han pasado por épocas incluso peores en el pasado, aunque no tan largas.

Lo que no se sabe es cuánto más pueda durar la revaluación, ni hasta donde llegará la capacidad de aguante de los cafeteros y otros exportadores colombianos.



http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7328000/7328392.stm