martes, 15 de abril de 2008

Café de El Salvador

Cooperativa de El Salvador serviría como bálsamo para los caficultores

SAN JOSE LA MAJADA, El Salvador (Reuters) - La iniciativa de una cooperativa salvadoreña de café de abrir una financiera con el fin de esquivar los rígidos requisitos bancarios serviría como un bálsamo para que los caficultores eleven la producción del país centroamericano.

Tras el desplome que registraron los precios del grano en el 2001, los bancos endurecieron sus requisitos para dar préstamos, debido a la volatilidad de las cosechas.

Si bien los precios se han recuperado en medio del auge que han gozado las materias primas en los últimos años, productores como los agrupados en Cooperativa San José La Majada aún enfrentan problemas de financiamiento.

"La idea es invertir dinero fresco en las fincas para reactivarlas. La carga que traen es generar una salida a través de productividad y para lograrlo hay que inyectarle dinero fresco," dijo a Reuters Roberto Delgado, gerente de la cooperativa.

San José La Majada fue fundada en 1966 por 23 socios, pero su crecimiento a cerca de 600 miembros la posicionó como una de las más importantes del país, a su vez uno de los principales productores de café de Centroamérica.

La misma exporta el 85 por ciento de los más de 100.000 sacos de 46 kilos de café que produce anualmente, de los que una buena parte se venden a la famosa cadena estadounidense de cafeterías Starbucks .

La financiera de la cooperativa podría estar lista en un año, con un capital inicial de unos 500.000 dólares. Delgado afirmó que los primeros pequeños préstamos irían a la compra de fertilizantes y herramientas.

El sector, conformado por más de 20.000 productores en todo el país, tiene una deuda de 255 millones de dólares de acuerdo a los cálculos hasta fines de diciembre del 2007, según registros del Consejo Salvadoreño del Café.

La cooperativa quiere crear un "grupo empresarial" con diversas actividades, pero todas relacionadas al café, aseguró Delgado.

DURO APRENDIZAJE

La crisis de los precios del café de principios de la década, dijo Delgado, "nos enseñó algo, que no es conveniente tener los huevos en una sola canasta, hay que buscar una diversificación."

Eventualmente, la financiera de la cooperativa podría "dar una cobertura más amplia, porque en este momento nuestra cartera está orientada por política y por estrategia sólo a actividades de café, pero las necesidades de los socios son mucho más amplias que sólo café."

La financiera podría también ofrecer créditos a los asociados para estudios o mejoras a la vivienda, e incluso extender su cobertura a familiares y otros caficultores.

Pero, por el momento, deben concentrarse en mejorar la productividad, dijo Delgado, pues pese a que han logrado buenos precios gracias a la calidad del grano, actualmente están produciendo sólo 100.000 sacos de 46 kilos, contra los 165.000 sacos que producían antes de la crisis.

Unos 15.000 sacos de 46 kilos de café tostado y molido se venden en el creciente mercado local, lo cual representa un aumento de casi el 30 por ciento anual.



http://lta.reuters.com/article/businessNews/idLTAN1520423720080415?sp=true