viernes, 4 de abril de 2008

Café de Honduras

Creciente delincuencia mantiene en zozobra a productores de café en occidente de Honduras


Tegucigalpa – Los caficultores de la occidental región hondureña de Copan, Santa Bárbara y Lempira denunciaron a Proceso Digital que la inseguridad, los asaltos, asesinatos y la escasa presencia policial en las zonas rurales, donde se encuentran ubicadas las fincas de café, se ha convertido en la principal amenaza para asistir los cultivos en una de las principales zonas productoras del aromático grano en este país centroamericano.

Los asaltos a los camiones que trasladan los cargamentos de café pergamino, rumbo a los centros de exportación en el norte de Honduras, son a menudo atacados por bandas de criminales y en muchos casos sus conductores y sus acompañantes son víctimas de la violencia.

Los asaltos que ocurren en las carreteras de tierra que comunican las zonas productoras de café con las cabeceras municipales impiden que los caficultores y moradores en general de esas comunidades puedan transitar con libertad por las mismas.

El clima de inseguridad ha llegado a tal grado que los encargados de manejar las compañías que brindan mantenimiento a las carreteras en los municipios del sur de Santa Bárbara estén pensando en abandonar sus trabajos debido al temor de ser asaltados. Muchos trabajadores del sector carretero y vecinos han sido objeto de las acciones delincuenciales.

Los denunciantes, que por seguridad han querido mantener sus nombres en reserva, indican que la zozobra es creciente y la ausencia de las autoridades en la zona impide que los cultivos cafetaleros puedan ser atendidos adecuadamente.

Muchos caficultores tradicionales han optado por vender sus propiedades y otros las han abandonado.

Los denunciantes han urgido la presencia policial en la zona a fin de combatir la delincuencia común que les mantiene al borde de perder el patrimonio tradicional de la región.

Otras regiones del país donde también se cultiva café han enfrentado similares problemas y pese a sus retiradas denuncias no han recibido atención de parte de las autoridades de seguridad.

El café es el principal cultivo y fuente de ingresos en el occidente de Honduras. Las calidades del producto de esta región hondureña son catalogadas como “otros suaves” lo que les ubica como un café de los primeros en el mundo por su exquisitez.

Durante la cosecha 2007-2008 los precios del café en el mercado internacional han superado los 130 dólares y las exportaciones hondureñas superan los cuatro millones de sacos del aromático grano.



http://www.proceso.hn/2008/04/04/Econom%C3%ADa/Creciente.delincuencia.mantiene/5066.html