viernes, 4 de abril de 2008

Café de Panamá

Crece interés por el café étnico

Más de 300 productores se preparan para establecer una marca y comenzar a exportar café orgánico

Un empresario de Dinamarca visitó la comarca Ngöbe Buglé para comprobar la calidad del grano

La comarca Ngöbe Buglé es reconocida por sus tradiciones y confección de artesanías, pero sus miembros están ahora incursionando en una actividad que, aunque no es nueva para ellos, representa una nueva opción de negocios: el café orgánico.

Esta variedad de café es muy cotizada en el mundo por estar libre de químicos y pesticidas, y el valor agregado de lo étnico –lo producen los ngöbe buglé–, la hace aún más atractiva.

Como parte de la incursión en la producción y comercialización, un grupo de pequeños agricultores de la comunidad de Hato Chamí, se está especializando en el despulpado y secado del grano e incluso ya muchos están catando café.

Así lo aseguró la coordinadora del Proyecto de Productividad Rural (Prorural) del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), Rosario Aguilar.

La funcionaria dijo que la capacitación está a cargo del también productor y comprador de café, Graciano Cruz, quien se ha enfocado en enseñar las técnicas de manejo de cafetales, despulpado y secado a 350 productores, de los cuales un 40% son mujeres.

No se sabe con exactitud las hectáreas que se destinarán a esta actividad, "porque cada productor decidirá la cantidad de terreno que le dedicará a la producción de café. Por lo general, cada familia cuenta con una o dos hectáreas", señala Aguilar.

Graciano Cruz ha resaltado en varias ocasiones la capacidad de los indígenas para trabajar el café orgánico y confía en que poco a poco la especialización los llevará a sacar el mejor provecho de sus tierras.

"Los indígenas tienen café orgánico de calidad, porque por el mismo hecho de tratarse de lugares con mucha pobreza, no utilizan fertilizantes, lo que a su vez les ha beneficiado", señaló la coordinadora de Prorural.

Carlos Aguilera, presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Panamá, dice que el costo de la libra de café orgánico depende de la negociación entre los productores y el comprador.

En el mercado local, esta variedad de café supera los dos dólares la libra, pero en subastas puede alcanzar hasta cinco dólares la libra.

calidad de exportación

El desarrollo de la actividad va tan en serio, que los productores lograron recientemente una alianza con empresarios privados nacionales e internacionales y con el Mida, para producir con fines de exportación.

Hace unos días el empresario Klaus Thomsen viajó desde Dinamarca para comprobar la calidad del café ngöbe y, aunque no adelantó los acuerdos concretados con los productores, dijo que ya está planeando la colocación del producto final en los mercados internacionales.

Para este proyecto se invertirán 12 mil dólares en los equipos necesarios para el proceso de producción y, según el Mida, se esperan ganancias de 600 mil dólares.

Actualmente, dentro de la comarca, los productores venden el café en bolsas plásticas de una libra, a un dólar con 10 centésimos. Pero las autoridades agrícolas están comenzando a asesorarlos para que saquen el registro sanitario y obtengan una marca que los identifique, requisito primordial para la exportación, señaló Aguilar.

"Es increíble ver cómo los indígenas, en poco tiempo, ya manejan los mismos términos y conceptos empleados por los expertos", señaló la funcionaria.

Desde la siembra hasta la cosecha, y dependiendo de la variedad del grano, debe pasar un periodo de dos a tres años antes de que el café esté listo para tostar o moler.

Escogerán los mejores cafés de Panamá

Alrededor de 20 catadores internacionales y tostadores, procedentes de Estados Unidos, Noruega, Japón, Taiwan y Costa Rica, se darán cita en Panamá durante la XII versión de la cata de café fino, denominada "Best of Panama 2008".

El anuncio lo hizo la Asociación de Cafés Especiales de Panamá (SCAP, por sus siglas en inglés).

Según los organizadores, los jueces del evento tendrán a su cargo la evaluación de más de 30 muestras del mejor café producido en la provincia de Chiriquí.

El propósito de esta cata es escoger los mejores cafés especiales de Panamá, que a su vez participarán en una subasta internacional vía internet en el mes de mayo, resalta un comunicado de la SCAP.

Además, dicha cata servirá para promocionar el café especial panameño en esos mercados e intercambiar las mejores prácticas al reunir a caficultores panameños y compradoresinternacionales.

En los últimos años, los caficultores panameños han entrado al mercado de café especial de Estados Unidos, Japón y Europa, y han obtenido los mejores precios.

El evento tendrá lugar en Volcán, Chiriquí, del 17 al 19 de abril de 2008.



http://www.prensa.com/hoy/negocios/1314113.html