martes, 8 de abril de 2008

Taza de Excelencia - Costa Rica 2008

48 fincas del país compiten por calificación del ‘mejor café tico’

19 jueces internacionales elegirán en Heredia el de más calidad

Muestras que superen calificación se subastarán en Internet

Un total de 48 muestras de café de fincas nacionales quedan en competencia para la disputa final, esta semana, de la calificación como el mejor café de Costa Rica.

La selección del grano de más calidad está a cargo de 19 jueces (catadores muy especializados) procedentes de Estados Unidos, Japón, Suecia, Noruega, Inglaterra, Canadá y Costa Rica.

Inicialmente, 123 muestras de café se presentaron este año a la competencia, denominada Taza de la Excelencia. En una primera eliminatoria, a escala nacional, quedaron 106 muestras.

La semana pasada, después de nuevas cataciones locales, se escogieron 48 muestras con notas superiores a 84, en una escala de 100, para que pasen a la competencia, en donde son juzgadas por los jueces internacionales.

Respaldo. La Taza de la Excelencia es un programa internacional del Alliance for Coffee Excelence (ACE), en coordinación con la Asociación de Cafés Finos de Costa Rica y el Instituto del Café de Costa Rica (Icafe).

La ACE es una organización sin fines de lucro, con sede en Estados Unidos, que impulsa la calidad del café en todo el mundo.

La competencia se realiza este año en ocho países productores latinoamericanos y uno de África. Su objetivo es calificar pequeños lotes de café (máximo 150 sacos de 69 kilos y mínimo 15 sacos de ese peso) de alta calidad, seleccionar los mejores y ofrecerlos en una subasta electrónica por Internet.

Ese café se ofrece con la certificación y garantía total de su calidad, mediante la calificación de los jueces internacionales. Por eso, los lotes obtienen precios muy altos.

La competencia fue ganada el año pasado por pequeños productores afiliados a la Asociación de Productores Agropecuarios de Acosta y Aserrí (Asoproaaa).

El lote presentado por los hermanos Rónald y Luis Manuel Monge Valverde se vendió luego a $2.135 el quintal (46 kilos) en la subasta electrónica del 21 de junio del 2007, valor superior en 19 veces a los $114,55 de ese momento en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

El viernes, en el hotel Bougainvillea, Heredia, se darán a conocer los lotes de café que clasifican a la subasta electrónica. Serán los mejores de Costa Rica y pasarán únicamente los que obtengan notas superiores a 84 en las calificaciones de los jueces internacionales.

François Castells, coordinador de la actividad, dijo que más allá de la venta de los pequeños lotes, los productores abren nuevas opciones para exportar sus cosechas a mejores precios, dado el respaldo de las buenas calificaciones.

Los productores también dan un gran paso al hacer negocios directamente y sin intermediación con importadores y tostadores.



http://www.nacion.com/ln_ee/2008/abril/08/economia1489098.html