martes, 20 de mayo de 2008

Café de El Salvador

El Salvador busca nuevos mercados en Europa para su café de alta calidad

El director ejecutivo del Consejo Salvadoreño del Café insiste en la oportunidad de repetir las exitosa experiencia en países como Alemania

El Salvador espera abrir nuevos mercados en Europa para sus cafés de alta calidad, mediante el Acuerdo de Asociación que se negocia con la Unión Europea (UE) y en donde tendrá como competidores a sus vecinos centroamericanos, aseguraron fuentes del sector.

"El acuerdo de asociación con la Unión Europea representa una oportunidad importante para poder expandir el mercado del café salvadoreño. Ya naciones europeas como Alemania conocen de la excelente calidad de nuestro café y con el acuerdo, ese mercado se puede ampliar a otras naciones", declaró el director ejecutivo del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), Ricardo Espítia.

El optimismo de las autoridades cafeteras de El Salvador con respecto a las oportunidades que puede abrir el acuerdo de asociación están basadas en que además de Alemania, que es el segundo mayor comprador del café que exporta El Salvador, ésta nación ha podido, después de varios años, vender su café en pequeñas cantidades a países como República Checa y Austria.

"Lo interesante es que estamos llegando a diversos mercados, las participaciones en ferias internacionales, en eventos cafeteros, han ido abriendo camino para que más potenciales compradores nos conozcan y ese trabajo se va a facilitar con un acuerdo como el que se negocia", sostuvo Espítia.

El CSC ha mantenido una constante labor de promoción del café salvadoreño, sobre todo de los llamados cafés especiales o diferenciados, en el mercado internacional.

Los cafés diferenciados, entre los que figuran el gourmet, el orgánico (producido libre de agroquímicos), sostenible (que se produce bajo normas de respeto al medioambiente), pueden llegar a obtener un precio mayor al que se cotiza en el mercado internacional.

Cifras del Consejo Salvadoreño del Café indican que año tras año las exportaciones de cafés diferenciados de El Salvador han experimentado incrementos que han posibilitado mejores ingresos económicos.

En el ejercicio cafetero 2006-2007, de 1,5 millones de quintales exportados (vendidos por valor total de 184,8 millones de dólares), un 28% de ese total correspondió a la venta de cafés diferenciados por los que ésta nación centroamericana percibió 59,9 millones de dólares.

Para el presidente del Instituto de Investigaciones del Café-PRO-CAFE, Mario Acosta, los productores salvadoreños del grano aromático "están concientes" de la importancia de producir cafés de calidad, pues ello "es la carta de presentación" ante los potenciales compradores.

"En los últimos años ha sido más notorio el interés del productor de llegar a cosechar un café de la mejor calidad, sino veamos que zonas donde antes no se producía café ahora son de las que mejor grano de alta calidad producen, ese es su sello ante el mercado, pues saben que café de buena calidad asegura mejores ganancias", indicó Acosta.

En todo caso, las autoridades cafetaleras de El Salvador reconocen que así como a El Salvador se le pueden abrir las puertas en Europa para poder impulsar con más énfasis sus ventas, iguales condiciones lograrían las demás naciones centroamericanas como Guatemala y Costa Rica que también producen cafés de alta calidad.


http://www.el-nacional.com/www/site/detalle_noticia.php?q=nodo/28924