viernes, 6 de junio de 2008

Café de Guatemala

US$52 millones se han prestado al café

El fideicomiso del café por US$100 millones, aprobado de urgencia nacional hace ocho años, ha sido utilizado en poco más de la mitad por los pequeños productores del grano, a quienes pretendía beneficiar

José Ángel López, presidente del Banco de Desarrollo Rural (Banrural), entidad que administra dicho fideicomiso, explicó que desde el 2001 a la fecha se han otorgado US$52 millones.

Según López, una de las barreras para utilizar la totalidad de los recursos es que el fideicomiso fue instaurado para reestructurar deuda, actividades de diversificación e inversión en agroindustria.

Sin embargo, los productores han sido cautos en invertir o ampliar sus actividades económicas, puesto que —pese a que los precios del café de Guatemala son altos— factores como el fertilizante caro y la crisis de los combustibles han vuelto compleja la estructura de costos del productor.

Beneficioso

Gerardo Alberto de León, gerente de Mercadeo de la Federación de Cooperativas de Café de Guatemala (Fedecocagua), comentó que el fideicomiso ha sido positivo, porque llegó en época de crisis y ha servido para que muchos productores salieran adelante con sus deudas.

Lo que sucede con el actual fideicomiso es que dentro del rubro de diversificación no se incluyen recursos para mejorar la producción de variedades de café, que tienen gran demanda en el mercado internacional, como los gurmé y los orgánicos.

Agregó que se conoce que aún hay un remanente de alrededor de US$40 millones, por lo que es el momento de proyectarse hacia mejorar la productividad actual.

Por lo anterior, especificó, el plazo actual de 15 años y que vence en el 2016 debería ser ampliado por lo menos al 2020, y como medida inmediata cambiar el destino de los recursos.

Rubén Darío Pacay, representante del Gobierno ante la Junta Directiva de la Asociación Nacional del Café, informó que hasta la fecha han sido otorgados cinco mil 800 créditos, que han beneficiado a cerca de 25 mil pequeños productores y dos mil medianos y grandes caficultores.

Agregó que la tasa actual es de 8.5 por ciento expresada en dólares y que debido a que medianos y grandes productores pueden conseguir financiamiento, a tasas cercanas al 7 por ciento en los bancos del sistema, no han acudido al fideicomiso.

Pacay recordó que inicialmente la tasa era de 10.5 por ciento, pero cuando los precios se situaron por debajo de US$100 por quintal muchos productores entraron en mora, y el comité técnico del fideicomiso decidió cambiar la tasa.



http://www.prensalibre.com/pl/2008/junio/06/242757.html