miércoles, 9 de julio de 2008

Café de Brasil

Precios del café se mantienen altos por miedo a factores climáticos

Río de Janeiro, 8 jul (EFE).- Los precios internacionales del café en grano se mantienen altos en un "mercado climático" atento a la situación meteorológica de Brasil, principal productor y exportador mundial, dijeron hoy especialistas brasileños.

Las fluctuaciones son bastante nítidas este año con el sube y baja común en esta época de invierno brasileño, tomando en cuenta posibles pérdidas en caso de que ocurran heladas en las áreas productoras, señaló el Centro de Estudios Avanzados de Economía Aplicado (Cepea) de la Universidad de Sao Paulo (USP).

En este escenario el 30 de junio los contratos futuros de café arábiga con vencimiento en septiembre cerraron en 153,20 centavos de dólar la libra en la bolsa de futuros de Nueva York, con un alza del 12,4 por ciento respecto al cierre del 30 de mayo, destacó Cepea en un análisis mensual.

Este prestigioso centro de estudios de la Escuela de Agricultura de la USP explicó que el aumento de las especulaciones en torno al frío en Brasil impulsaron las cotizaciones externas y en el mercado interno.

En junio hubo fuertes descensos de temperaturas en algunas regiones productoras y heladas en el estado de Paraná (sur), pero aunque no fueron afectadas las áreas cafeteras los mercados internacionales ser anticiparon a esa posibilidad y los precios se mantuvieron en alza.

Además del riesgo de congelación de las plantas se teme que la producción recogida con anticipación y puesta a secar en los patios de las haciendas sea perjudicada por la humedad.

De esta forma el clima frío y lluvioso en las principales zonas cafeteras de Brasil dificultó el avance de la cosecha y el secado de los granos en junio, por lo que hasta fines de ese mes era bajo el volumen nuevo disponible en el mercado.

Sin embargo, a partir de julio la expectativa es que con un clima más favorable cobre ritmo la cosecha de arábiga (el grano mejor cotizado en los mercados).

El precio del saco de 60 kilos de arábiga promedió en la cosecha 2007/2008 los 258 reales (161 dólares), contra 249 reales (156 dólares) en la temporada 2006/2007.

Respecto al café "robusta", de menor calidad y que es usado para mezclas, la cosecha de este año está prácticamente terminada en el estado de Espíritu Santo, el principal productor.

Pero el rendimiento es inferior al de la cosecha anterior, debido a las adversidades climáticas y la madurez tardía de los granos, por lo que se espera una baja en la producción de entre 20 y 30 por ciento, según agentes del mercado consultados por Cepea.

Por su parte, el gremio patronal Consejo de Exportadores de Café de Brasil (Cecafé) dijo que en junio pasado hubo una fuerte alza en los ingresos del país por este concepto, a pesar de una disminución de los volúmenes vendidos, lo que traduce el impacto de los altos precios.

En junio el ingreso alcanzó los 297,5 millones de dólares, contra los 276,2 millones de dólares en junio de 2007. Los volúmenes embarcados fueron de 1,85 millones de sacos y 2,09 millones de sacos, respectivamente.

Entre enero y junio pasados Brasil embarcó 12,8 millones de sacos, para una factura de 2.078 millones de dólares, contra 13,6 millones de sacos y 1.830 millones de dólares en el mismo período de 2007, según Cecafé.

Los principales compradores del café brasileño son Alemania, Estados Unidos e Italia, pero como Brasil responde por cerca de un tercio del grano verde que llega a los mercados globales lo que sucede con su cosecha suele ser determinante en la tendencia de los precios, según los especialistas.


http://www.finanzas.com/noticias/empresas/2008-07-08/23727_precios-cafe-mantienen-altos-miedo.html