miércoles, 2 de julio de 2008

Café de Nicaragua

Precio del café de nuevo en ascenso

La caficultura nacional vive otro buen momento, con el repunte de los precios internacionales

Sin embargo, los gremios piden prudencia a la hora de vender su producto de futuro

Los precios del café cerraron este martes en 152.7 dólares el quintal para la posición de julio del 2008, según el reporte de precios del Consejo Nacional de Café (Conacafé).

Pero los productores nacionales tienen la opción de vender de futuro su producto para el próximo año, ya que para el contrato de marzo del próximo año el precio es de 162.24 dólares el quintal.

Sin embargo, pese al repunte de los precios de la última semana, los gremios de cafetaleros llamaron a la cautela a la hora de firmar contratos de futuro.

Amílcar Navarro, presidente de la Unión de Cafetaleros de Nicaragua (Unicafe), dijo que “hay que ser prudentes con los contratos de futuro, ya que mientras más alto es el precio, más alto es el diferencial que cobra el exportador”.

Es decir, el productor debe analizar sus próximos pasos en este sentido, aunque reconoce que los precios son muy atractivos, sobre todo tomando en cuenta que la tendencia en el alza de precios podría prevalecer hasta el próximo año.

Freddy Torres, productor cafetalero y diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), afirmó que los precios actuales lucen muy atractivos y que los caficultores deben tomar sus decisiones de acuerdo con el análisis del mercado.

“Nadie tiene la bolita de cristal para conocer cómo estarán los precios en el futuro”, afirmó, agregando que él ya vendió su cosecha del próximo año a un precio de 145 dólares.

Ese precio le permite al productor cubrir sus costos con bastante holgura, aún cuando éstos han aumentado.

DEMANDAN ATENCIÓN

Este año la producción de café llenó las expectativas y se alcanzó un nivel de producción de casi dos millones de quintales de café, informó Navarro.

Sin embargo, es posible que este año la producción se reduzca, debido al factor de bianualidad, una baja en la producción después de una buena cosecha, debido a que las plantas terminan “estresadas”.

Sin embargo, los ingresos de la caficultura se mantendrán debido a los altos precios del grano en los mercados internacionales.

No obstante, el presidente de Unicafé sostiene que éste es el momento para que los productores hagan las labores culturales adecuadas, para evitar el brote de enfermedades como la roya del café y el ojo de gallo, dos de las peores enfermedades que atacan los cafetales.

Según Navarro, hay zonas donde no ha dejado de llover, creando condiciones para estas enfermedades.

En este sentido, Torres sostiene que éstos son dos males que se encuentran en los cafetales del país, pero este año las cosas podrían ponerse peor ya que hay cafetales que debido a la falta de financiamiento no realizaron las labores culturales adecuadas para prevenirlas.

Sostiene que si los productores aprovechan los buenos ingresos que dejó la industria cafetera en el país, para desarrollar estas actividades de mantenimiento, esto podría minimizarse.

Además, consideran que paralelamente el Gobierno tiene que comenzar a trabajar para crear mejores condiciones para la producción. El llamado de todos los años para mejorar la infraestructura de caminos, las habilitaciones a tiempo, sostuvo el presidente de Unicafé.

La producción estimada para este próximo ciclo que comienza en octubre, podría rondar los 1.6-1.8 millones de quintales, que podrían generar el mismo nivel de ingresos de este año.

Según monitoreos de precios internacionales, este repunte de precios se dio debido a la devaluación del dólar, así como un marcado interés de los compradores por el grano.

El año pasado la producción de café apenas alcanzó un millón 400 mil quintales, debido a una combinación de factores, entre ellos el de bianualidad, sin embargo los altos precios compensaron la caída de producción.

Este año en el ciclo productivo, octubre a mayo, según reporta el Centro de Trámites para las Exportaciones (Cetrex) fueron exportados un millón 270 mil quintales, con un precio promedio de 136 dólares por quintal, lo que representa ingresos de 173 millones de dólares y lo convierte en el principal rubro de exportación del país.



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/julio/02/noticias/campoyagro/