lunes, 25 de agosto de 2008

Organización Internacional del Café (OIC)

Exportaciones de café llegaron a 49,5 millones de sacos a junio de 2008; 2,77% menos que en igual mes de 2007

"Este porcentaje no es significativo, pero muestra ya una falta de excedentes para compensar la producción", dijo el director de la Organización Mundial del Café (OIC), el colombiano Néstor Osorio.

En resumen, los inventarios mundiales se reducen a los niveles más bajos que se tengan noticia.

De las cifras entregadas por OIC llama la atención una merma de 18,1 por ciento por parte de Vietnam, pues de 11,06 millones de sacos, reportó 9,07 millones, las que se explican por las fuertes lluvias que afectaron la cosecha y por el rechazo a algunos embarques por parte de los tostadores, lo que ha puesto en aprietos a este país asiático.

Brasil también reportó una disminución de 6,07 por ciento, al pasar de 13,66 a 12,83 millones de sacos. El director de la OIC lo explicó por la conjunción de dos factores: el primero, a que las exportaciones reportadas corresponden a la cosecha baja de ese país y a que el consumo interno está creciendo y hoy demanda no menos de 17 millones de sacos.

Según el análisis de Osorio, las existencias iniciales de Brasil para el año de cosecha 2008/09 fueron de 11 millones de sacos, el nivel más bajo registrado desde principios de la década de 1980.

"Aun cuando es probable que la actual cosecha del Brasil sea grande, debido al ciclo bienal, es probable también que parte de esa cosecha tenga que ser retenida para satisfacer el consumo interno y las necesidades de exportación en 2009/10", concluyó Osorio.

La India también vio reducidas sus exportaciones en 5,52 por ciento, al pasar de 1,91 a 1,81 millones de sacos de 60 kilos, por las misma razones de Vietnam y Brasil: alteraciones climáticas y presión por parte del consumo interno, respectivamente.

Por su parte, las de Colombia, según información de la Federación Nacional de Cafeteros, crecieron 12,47 por ciento, al reportarse envíos por 5,85 millones de sacos, frente a los 5,20 millones exportados durante el primer semestre del 2007.

Por último, el director ejecutivo de la Organización Mundial del Café (OIC), Néstor Osorio, comentó que el consumo mundial del grano continúa siendo dinámico y sostenido en un dos por ciento anual; es decir, que para abastecerlo se requieren dos millones de sacos adicionales en el mercado por año para lograr el equilibrio entre la oferta y la demanda.

Entre los países que lo han jalonado están China, India y Brasil, en respuesta a las políticas del gremio cafetero mundial de incentivar el consumo interno; por ejemplo, Brasil pasará, en menos de años, de consumir 17 millones a 20 millones de sacos.

El Salvador, por su parte, que exportó más de un millón de sacos durante el primer semestre del 2008, inició hace pocos días una agresiva campaña para incentivar el consumo interno.

Es así como cuatro aspectos económicos fundamentales le están pasando la factura al sector cafetero mundial: el desorden en los regímenes de lluvias, la debilidad del dólar estadounidense frente a las otras monedas, los altos costos de los insumos y de la mano de obra.

Estos, sin duda, terminan por afectar las cuentas que lleva la Organización Mundial del Café (OIC) y que apuntan a una merma en la producción mundial.

Sin embargo, las caídas en las exportaciones y en la producción local, aún no son de alarmarse, puesto que terminarán por reducir levemente los inventarios mundiales del grano, por abastecer los mercados locales o por, simplemente, un juego económico de no saturar la oferta mantener los precios en niveles aceptables. La libra de café colombiano finalizó la semana a 1,50 dólares por libra.



http://www.portafolio.com.co/economia/economiahoy/2008-08-25/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-4462854.html