jueves, 11 de septiembre de 2008

Café de Venezuela

Analizan impacto del alza del café

El Gobierno decidió revisar la cadena de producción y comercialización del café para adecuar los precios tanto al productor como al consumidor. Desde diciembre de 2005 el rubro no ha aumentado. Para el caficultor se ha mantenido regulado en entre 250 y 288 bolívares fuertes el quintal (saco de 46 kilos) según la calidad del grano, mientras el consumidor paga 11,85 bolívares fuertes el kilo y 2,96 bolívares fuertes el paquete de 250 gramos.

El ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, se reunió el martes con algunos representantes de las industrias torrefactoras para informarles que el Ejecutivo está dispuesto a una adecuación de precios que no impacte la inflación y para reconocer el alto costo de producción para agricultores y empresas.

El funcionario comentó que en Consejo de Ministros se decidió evaluar el impacto que tendrá sobre el índice nacional de precios un aumento del café verde y del producto molido al consumidor. Por eso, dijo, se solicitó a las industrias elaborar nuevamente las estructuras de costos y mostrar el comportamiento de las distintas variables que afectan el mercado desde 2005 hasta la fecha.

Jaua advirtió a los empresarios que no hagan presión mediante una posible escasez del producto, pues hay suficiente inventario para atender la demanda hasta octubre, mes en el que se inicia la cosecha. Los empresarios afirman que el café verde no se está vendiendo al precio regulado y por eso esperan por el aumento para poder compensar los altos costos de procesamiento.

Las expectativas del ministerio es que se logren recoger 1,5 millones de quintales de café verde para procesar en el país, de las 415.000 hectáreas sembradas.

El Gobierno está interesado en anunciar los precios al productor a finales de este mes y al consumidor en diciembre. Hasta ahora se maneja una banda de precios para el café verde de entre 405 y 450 bolívares fuertes el quintal. La expectativa de los productores es que el precio máximo sea de 555 bolívares fuertes, pero el aumento puede ser menor. Para la industria, el precio podría subir entre 25% y 30%, aunque el ministro no quiso adelantar el monto.



http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?id=720658