viernes, 21 de noviembre de 2008

Café de Honduras

Cosechas de café están a punto de perderse

Productores advierten que exportadoras les pagan precios que los están llevando a la ruina

Los productores de café de Yoro están preocupados por el daño que presentan los caminos a sus fincas y el bajo precio que les pagan en estos momentos los intermediarios, hechos que los mantienen desmotivados al grado que podrían permitir que el grano se pierda en las montañas.

Miembros de unas cincuenta juntas rurales de los sectores de Subirana, Locomapa y La Rosa en el municipio de Yoro se reunieron de urgencia con el fin de solicitar la colaboración del Gobierno para que interceda ante las instituciones del ramo y les reparen treinta proyectos carreteros que actualmente impiden el paso para cortar el grano en los cafetales.

El llamado es para los representantes del Fondo Cafetero Nacional, Ihcafé, Anacafé, Ahprocafé para que den soluciones prontas ya que el corte de la presente cosecha está encima.

Maximino Ferrera Aráuz, presidente de la Ahprocafé en Yoro, dijo que "se necesita maquinaria para trasladarla a cada lugar, donde los caminos a nuestras fincas están completamente malos, de treinta proyectos a ejecutar solamente cinco hemos podido reparar".

En cuanto a la participación del Fondo Cafetero Nacional, el productor agregó que "solamente les ha ayudado con fondos, no han podido enviar maquinaria, lo que sucede que el dinero es poco y no ajusta para muchos productores que no pueden acceder a sus fincas".

Precios: un factor en contra

Aunque la producción está mejor que en 2007, los cafetaleros yoreños resienten el precio que les pagan, que está por debajo de sus costos, ya que la contratación de cortadores, compra de insumos y otros se ha disparado diezmando sus ganancias.

Los productores coincidieron en que no hay una verdadera organización que los proteja de los exportadores, éstos los llevan a la quiebra porque son los que obtienen las ganancias.

Manzur expresó: "El precio para nosotros en vez de mejorar ha disminuido y la preocupación es que estamos vendiendo el quintal a 600 lempiras, con una utilidad resumida en nada".

"Solicitamos un organismo contralor que acceda a las exportadoras y éstas sean conscientes y nos den el precio que nos merecemos; de lo contrario nos llevan a la ruina," acotó el dirigente cafetalero.

  • Piensan que la Municipalidad podría ayudar con su maquinaria y buscan más fondos para la compra de combustible.
  • El Fondo Cafetalero sólo ha ayudado con dinero que resulta poco para muchos productores que no pueden acceder a sus fincas.
  • Se empezó el corte y hay sectores a los que no se puede ingresar con ningún tipo de vehículo