domingo, 16 de noviembre de 2008

Café de República Dominicana

Proyecto busca recuperar producción cafetalera Río Limpio

Con el objetivo de aumentar la productividad y competitividad de las fincas cafetaleras, así como mejorar las condiciones de vida de las familias del municipio de Río Limpio fue iniciado un proyecto que beneficiará a mil 852 personas residentes allí.

El programa de rescate de las plantaciones cafetaleras y mejora de las condiciones de vida de las familias de Río Limpio es ejecutado por la Junta de Asociaciones Campesinas Rafael Fernández Domínguez (Jacarafe), Asamblea de Cooperación por la Paz y la Asociación de Productores de Café de San José del Valle, con financiamiento de la Junta de Castilla y León.

Es el segundo proyecto para la producción de Café Orgánico que trabaja Jacarafe en el país, el otro se desarrolla en la comunidad de Damajagua, Esperanza y se encuentra ya en plena fase de desarrollo.

En la actividad estuvieron presentes una delegación española encabeza por Ruth Acosta, representante en la República Dominicana de Asamblea de Cooperación por la Paz, Mario González, coordinador de Jacarafe, Porfirio Tejada de la Asociación de Productores de Café de San José del Valle, Eunice Jimeno, gobernadora de Santiago de Rodríguez, el ingeniero Rafael Gómez en representación del director del Consejo Dominicano del Café (CODOFE) y Wendy Jáquez, dirigente comunitaria.

El ingeniero Camilo González, encargado del proyecto y miembro de Jacarafe dijo que no se trata de producir café orgánico, sino de rehabilitar las fincas, porque en esa zona se produce en esas condiciones desde hace años.

Recordó que la primera escuela de técnicos para Agricultura Orgánico se formó en Río Limpio y que los mejores técnicos que dispone el país se han formado allí.

Explicó que se trata de rescatar la productividad de las fincas mediante la aplicación de paquetes tecnológicos, la capacitación y el adecuado manejo de las fincas cafetaleras.

Consideró deplorable que las fincas estén produciendo 20 libras por tareas en la actualidad y precisó que al terminar el proyecto pretenden llevar ese nivel de productividad a un mínimo de 60 o 70 libras por tareas.

González insistió en que los productores de la zona tienen ciertos conocimientos de la agricultura orgánica, limitado sus fincas a un simple patrimonio personal y no como sus empresas.

Señaló que entre los planes a ejecutar está la versificación de la producción agregando la producción de frutales y maderables, así como programas de manejo y control sombra.

Las fincas cafetaleras de Río Limpio están ubicadas en la vertiente no cordillera Central en una altura promedio de 850 a 900 metros sobre el nivel del mar.

En tato que el coordinador de la Junta de Organizaciones Campesinas Rafael Fernández Domínguez, Mario González Minaya explicó que el análisis de los problemas de esa comunidad reveló que el principal inconveniente para el desarrollo era la baja productividad de las fincas cafetalera.

Explicó que la comunidad no puede esperar a que el Gobierno vaya a resolverle sus problemas sino que debe aprender a resolverlo con iniciativas propias mediante la autogestión y sus organizaciones comunitarias. Advirtió que el desarrollo de los pueblos sólo es posible cuando sus gentes creen en sí mismos.

En se sentido, el proyecto incluye una parte destinada a la capacitación, fortalecimiento institucional, talleres de autogestión, igualdad de género y otros.

Recordó que todos los proyectos ejecutados a través de Jacarafe y la Asamblea de Cooperación por la Paz son dirigidos en sus objetivos a mejorar las condiciones de vidas de las familias, precisando que a la mejora la productividad de las fincas se estará mejorando las condiciones de vida de cada una de las familias beneficiadas.

En su etapa inicial, el proyecto beneficiará en forma directa a 40 productores con fincas de 50 tareas cada una.



http://lainformacionrd.net/index.php?idnoticia=24207&seccion=3&nseccion=CIUDAD&cat=noticias&a=1