viernes, 14 de noviembre de 2008

Franquicia de Colombia

Café Britt, trago amargo para Gabriel Silva

Los procesos judiciales que se generaron por el uso de la marca Juan Valdez en Costa Rica no cesan. La situación se originó cuando la compañía Café Britt de ese país centroamericano vendió camisetas con la frase “Juan Valdez toma café costarricense”.

Ante el hecho, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia inició un proceso para demandar esa maniobra. Las autoridades ticas le dieron la razón a la entidad colombiana, pues el Registro de Propiedad Industrial de Costa Rica indicó que Juan Valdez es una de aquellas marcas de excepcionalísimo reconocimiento y reputación mundial y, “por tanto, merece una protección especial, que consiste en la imposibilidad de ser imitada, explotada o apropiada por terceros, aun para productos o servicios diferentes al café”.

Pero con las decisiones en torno a la propiedad y uso de Juan Valdez no terminaron las cosas, pues tras este episodio, Café Britt instauró una demanda por difamación en Costa Rica, en contra de Gabriel Silva Luján, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

Desde San José, Víctor Hugo Mora Casasola, apoderado de Café Britt, indicó que esta querella se presentó por unas declaraciones que entregó Silva Luján en enero de 2006, según las cuales la compañía que el abogado representa pagaría una multa y había firmado un acuerdo con la Federación para no volver a usar la marca Juan Valdez.

Este proceso hizo trámite durante el presente año en el sistema judicial de Costa Rica y un tribunal de ese país dictó, el pasado 29 de octubre, orden de captura en contra de Gabriel Silva Luján, por el delito de rebeldía, que de acuerdo con la justicia de ese país, se derivó de la no comparecencia del gerente de la Federación a dos requerimientos que se le hicieron en ese país como parte del proceso de difamación tal y como se puede apreciar en un facsímil facilitado por el periódico El Financiero, de San José.

El Espectador tuvo acceso al documento mediante el cual se falló en contra del Gerente de la Federación “por hacer caso omiso al llamado judicial”.

Ante el hecho, Luis Felipe Acero, director jurídico de la Federacafé, señaló que presumen que en el proceso se haya dado un error. “Parto de la base de que acá se equivocaron y habrá que acudir a otras instancias judiciales en este caso, porque está mal declararlo en rebeldía, además, no pueden ordenar la captura, porque la máxima sanción en una querella como ésta es una multa y no tiene pena privativa de la libertad. Me parece exótico”.

Por ahora se espera el desenlace de esta situación que partió del mal uso de la marca Juan Valdez por parte de la compañía Café Britt de Costa Rica.



http://www.elespectador.com/impreso/negocios/articuloimpreso90138-cafe-britt-trago-amargo-gabriel-silva