martes, 2 de diciembre de 2008

Café de Costa Rica

Tostadores café compran fincas A. Central para mantener calidad

RIO NEGRO, Costa Rica -
Algunos tostadores de café gourmet de Estados Unidos están encontrando una nueva solución para garantizar la calidad de los granos que venden en restaurantes y cafeterías de ese país: comprar las fincas.


Los conocedores ponen atención en dónde y cómo crece el café, así como los amantes del buen vino se fijan en las regiones y variedades de las uvas.

Brooke McDonnell, propietaria de Equator Coffee, que importa, vende y tuesta café gourmet, comenzó a preocuparse hace algunos años por el poco frecuente suministro de los árboles "geisha" de tierras altas de Panamá, cerca de la frontera con Costa Rica.

El dulce sabor a jazmín de los geisha es muy cotizado, pero sólo unas pocas fincas producen la variedad, que puede llegar a pagarse a más de 100 dólares la onza en subastas por internet.

En lugar de luchar contra los competidores para obtener suficientes granos para satisfacer las exigencias de sus consumidores, McDonnell decidió producir ella misma.

Ahora, ella viaja regularmente desde California a Panamá para verificar la cosecha en una finca que adquirió hace cerca de un año.

"Vemos esto como una combinación de trabajo de amor con aventura de negocios", dijo McDonnell a Reuters.

Tradicionalmente, los productores de café y los amantes de la bebida han estado separados por complejas redes de intermediarios.

Ahora, más exportadores de café han comenzado a vender cultivos directamente de ciertas fincas a tostadores particulares, fijando precios en contratos de largo plazo y evitando así el volátil mercado del café.

Sólo unos pocos tostadores aventureros han tomado la ruta de convertirse en productores.

RIESGO POR CRISIS EEUU

La firma Distant Lands, que tiene su sede en Texas y es propietaria, entre otras, de una finca de café en Río Negro en Costa Rica, ha visto crecer su inversión y muele sus propios granos del aromático como algo esencial para mantener su reputación.

Distant Lands busca un sabor específico, lo que se conoce en la industria como "perfil de taza", para su café. Controlando la producción de los granos acaba con el problema de lidiar con una multiplicidad de proveedores.

La compañía se está asegurando de plantar en sus fincas de Costa Rica la variedad conocida como "caturra".

"En este momentos estamos buscando el perfil de taza que han dado los caturra en la zona", dijo el gerente agrónomo de la empresa, Jorge Jiménez.

Pero el riesgo y el trabajo de gestionar una finca no es para todos, especialmente ahora que algunos de los negocios de cafés especiales se verían afectados por lo que podría ser la peor crisis económica en la historia de Estados unidos.

Jesus Mountain Coffee, que tiene su sede en Stockton en California, comenzó a trabajar en Nicaragua hace cerca de una década y se ha expandido con tostadores y cafeterías en Hawái.

"Es un negocio en el que es difícil obtener utilidades", dijo el fundador de la compañía, Mike Atherton.



http://www.dinero.com/noticias-noticias/tostadores-cafe-compran-fincas-central-para-mantener-calidad/54942.aspx