martes, 16 de diciembre de 2008

Café de Panamá

Alivio para los caficultores de tierras altas chiricanas

La lluvia de noviembre y la escasez de recolectores al inicio de la cosecha provocaron la pérdida de aproximadamente 30% de la producción prevista

El cese de las lluvias y la mayor presencia de recolectores en el área representan un gran alivio para los productores de café en Renacimiento y Boquete.

El jefe del Programa Nacional de Café del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), Alexis Bonilla, indicó que el exceso de lluvias registrado en noviembre y la escasez de recolectores al inicio de la cosecha provocaron la pérdida de 30% de los 186 mil quintales que se esperaban producir.

En Renacimiento solo falta recoger el café en las zonas más altas de Piedra Candela y Santa Clara; y en Boquete la cosecha avanza en un 25%, informó el funcionario, quien advirtió que la incidencia de plagas, como el ojo de gallo, también restó productividad en este ciclo.

Rodolfo Villarreal, productor de Río Sereno, indicó que la recuperación del precio del café ($100 por quintal) no es suficiente para realizar las inversiones que requieren las infraestructuras y plantaciones.

“Este precio no es tan malo; lo que pasa es que el costo de los insumos y la mayor incidencia de plagas resta rentabilidad a la actividad”, declaró Villarreal.

En cuanto a la disponibilidad oportuna de recolectores, el director regional del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social, Israel Correa, indicó que además del éxodo de indígenas hacia Costa Rica, por mayores salarios y mejores condiciones de trabajo, y las oportunidades que están surgiendo en la comarca Ngöbe Buglé provocan que muchos desistan o atrasen su traslado hacia áreas cafetaleras.

El próximo año la presencia de suficientes recolectores dependerá de la temprana o tardía maduración del grano y de que las infraestructuras de las fincas del lado panameño sean mejoradas, agregó el funcionario.



http://www.prensa.com/hoy/negocios/1628154.html