lunes, 15 de diciembre de 2008

Organización Internacional del Café

Se espera un abultado déficit mundial de café

El consumo mundial de café puede superar la producción en hasta 8 millones de sacos en 2009-10 a causa de una menor cosecha en Brasil, el principal productor, dijo Néstor Osorio, directo ejecutivo de la Organización Internacional del Café.

Es una situación ajustada que sostendrá los precios, dijo Osorio la pasada semana en Ciudad de Ho Chi Minh.

Los precios del café arábica, de sabor suave y usado por Starbucks Corp., subieron 6.1 por ciento el miércoles, su mayor avance en casi tres años, cuando el ministro de Agricultura de Brasil, Reinhold Stephanes, dijo que la producción podría caer hasta 22 por ciento el año próximo a 36 millones de sacos. Los precios del café Robusta, de sabor amargo y usado para el café expreso e instantáneo por Nestlé SA, treparon 4.3 por ciento.

El café está a un valor justo actualmente, dijo Pamela Thornton, gerente de cartera en Armajaro (USA) Inc., quien gestiona un fondo de café y cacao superior a los $400 millones. Aunque los precios han bajado, no serán tan afectados por la especulación con otras materias primas, dijo en una conferencia a la que asistía Osorio.

El café ha superado los índices de productos básicos a medida que los precios se hundían desde fin de junio. El de la variante arábica ha caído 29 por ciento en Nueva York frente a un bajón de 61 por ciento en el índice Standard & Poors GSCI de 24 materias primas.

Si la producción mundial cayera hasta 122 a 125 millones de sacos, desde 132.5 millones, mientras el consumo se mantuviera cerca de los 130 millones de sacos, tendríamos un déficit, en comparación con un superávit, dijo Osorio. Los otros productores no pueden compensar una caída tan grande de más de 10 millones de sacos como la de Brasil.

El mundo podría tener un superávit de 4.5 millones de sacos en 2008-09, con una producción de 132.5 millones de sacos y el consumo en alrededor de 128 millones de sacos, según cifras de la OIC.



http://www.elnuevoherald.com/101/story/339881.html