martes, 27 de enero de 2009

Café de Colombia

Precio externo salvó a la industria cafetera

En el 2008 los ingresos mejoraron, pese a que producción y ventas cayeron

Como un año atípico para la caficultura nacional será recordado el 2008, pues a pesar de que decayeron la producción y la exportación del grano, el valor de la cosecha cafetera llegó a US$1.953 millones.

Esa cifra, que no se veía desde 1997 según la Federación Nacional de Cafeteros, se explica por el comportamiento favorable de los precios internacionales del café. Estos presentaron un comportamiento sostenido, incluso después de que se desatara la crisis financiera internacional en septiembre pasado, en contraste con lo que sucedió con la mayoría de productos básicos.

Otro aspecto favorable fue la devaluación que se presentó en el segundo semestre de 2008 —luego que el dólar llegara a niveles críticos al rozar los $1.600 en junio—, lo que permitió pagarle mejores precios a los caficultores.

Bajo estas condiciones, el valor que la Federación estimó para la cosecha del año pasado es de US$1.953 millones y equivalen a $3,8 billones. Adicionalmente, gracias al reconocimiento de la calidad del café colombiano, se pagaron en promedio primas de hasta US$0,25, por encima del precio del mercado.

Igualmente, como resultado de la política de valor agregado implementada por el gremio cafetero desde 2002, creció la participación de café especial o industrializado dentro de las exportaciones, con lo que alcanzaron 21% en 2008 frente a 16% de 2007.

Si bien todo esto ha ido en beneficio del valor del café, contrasta con la caída en las exportaciones. En 2008 las ventas del grano al exterior llegaron a 11,1 millones de sacos de 60 kilos, lo que representó un descenso de 2% comparado con las exportaciones de 2007, que llegaron a 11,3 millones de sacos.

La producción, por su parte, también decreció 9% en 2008, al llegar a 11,5 millones de sacos frente al 2007, cuando se registraron 12,6 millones de sacos y “fue un año excepcional”, según una comunicación de la Federación. Sin embargo, el resultado se enmarcó en las expectativas de los cafeteros.

“Las cifras están lejos de la catástrofe que previeron muchos expertos que alcanzaron a pronosticar caídas superiores a los 2 millones de sacos en la producción”, agregó el gremio.

Dentro de las razones del bajón están el plan de renovación de 211.000 hectáreas, impulsado por el gremio entre 2006 y 2008, que si bien afecta la producción actual, potenciará a futuro una meta de 14 millones de sacos cosechados.

Otros factores que explican la caída son la fuerte revaluación del primer semestre de 2008, el aumento exagerado en los precios de los fertilizantes generado por los incrementos récord de las cotizaciones internacionales del petróleo, y el fuerte invierno.

Para el 2009 la Federación Nacional de Cafeteros mantiene la proyección de una producción de entre 11,8 y 12,1 millones de sacos con ingresos superiores al 2008 para los cafeteros. Frente al precio internacional, la agremiación es optimista en que se mantenga alto, ante la caída de la producción de 16% en Brasil y 12% en Costa Rica, con lo que el déficit de oferta en el mercado internacional será de 8 millones de sacos, en un escenario de bajos inventarios.

Renovación cafetera, en marcha

  • De acuerdo con las proyecciones de la Federacafé, en 2009 se espera renovar 105.000 hectáreas adicionales mediante los programas de Competitividad y el programa PSF (Permanencia, Sostenibilidad y Futuro).

  • Ello estará representado en la entrega gratuita de 100 gramos de fertilizante por cada planta renovada y en la condonación del 40% del capital adeudado y el 100% de los intereses bancarios al participar del programa.




  • http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Enero272009/eco3.html