jueves, 5 de marzo de 2009

Café de Colombia

ICA incentiva la renovación con variedades resistentes

Caldas espera renovar este año un total de 10 mil 120 hectáreas. Áreas defoliadas rodean las 500 hectáreas en el oriente del departamento y unas 600 en Tolima.

“No solo queremos incentivar la renovación de cafetales, sino invitar a los cafeteros para que trabajen con variedades resistentes a la roya y así podamos enfrentar esta enfermedad”.

El llamado lo hizo el Gerente encargado del Instituto Nacional Agropecuario (ICA), Jaime Cárdenas López, al resaltar el objetivo de trabajar en conjunto con los productores nacionales y de una vez por todas erradicar el hongo, luego de los estragos que causó en el oriente de Caldas, norte del Tolima, Huila y Cundinamarca, entre otras regiones del país.

Según los últimos registros del Instituto, las áreas defoliadas rodearon las 500 hectáreas en el oriente de Caldas. Los daños totales son difíciles de cuantificar, pero según Cárdenas López, se comprobó que esta zona fue una de las zonas más perjudicadas a nivel nacional.

“Por esto, ahora la tarea no solo consiste en renovar, sino en fertilizar. Los daños fueron muy severos en algunos lotes y hubo defoliaciones hasta en el 50% de los árboles”, reconoció.

Por partes

La Federación de Cafeteros anunció recientemente su propósito de renovar este año cerca de 100 mil hectáreas. “En ese sentido el llamado es a que se haga una sustitución por plantas resistentes, que les darán mejores garantías a los productores para evitar que en el futuro vuelvan a sufrir los daños que hoy enfrentan”.

Una de las mayores quejas de algunos productores en el oriente de Caldas es que especies como la Variedad Colombia no producen granos tan gruesos y buenos como el Caturra.

Esa tesis la defiende María Libia Cuartas y su esposo José Alcídes Gallego en la vereda La Ceiba en Manzanares, quienes después de los daños causados por la roya están listos para sembrar unos 8 mil palos nuevos, pero de nuevo con Caturra.

Aseguran que no se cambian, pues las cosechas con esta variedad no solo son abundantes, sino que son de mejor calidad.

Pero para el Gerente (e) del ICA también se trata de cambiar muchos de esos paradigmas que se han quedado entre los cafeteros, más cuando no se les está pidiendo que tumben todos sus cultivos, sino que se haga un proceso de renovación por quintas partes, como se hace normalmente.

Cárdenas López destacó que existen varios programas de ayuda como Fertifuturo, recién presentado por la Federación de Cafeteros, y a través de los programas de competitividad y sostenibilidad.

10 mil hectáreas en Caldas

El Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros de Caldas, Alfonso Ángel Uribe, resaltó la meta que se tiene este año para renovar cerca de 10 mil 120 hectáreas en Caldas.

Dentro de ese programa se renovarán a través del programa de competitividad o de áreas tecnificadas un total de 5 mil 782 hectáreas. Este cambio que se adelanta por zoqueo, es para que los productores renueven sus áreas con incentivos o sin ellos.

Otro de los programas es el de sostenibilidad, con el que se esperan renovar 4 mil 337 hectáreas.

En este caso se quieren sustituir los cafés tecnificados envejecidos, con más de nueve años y menos de cinco hectáreas.

Para Ángel Uribe este es uno de los mecanismos al que pueden recurrir los pequeños cafeteros afectados por la roya, que además tienen la opción de acceder a créditos a través del Incentivo de Capitalización Rural (ICR) del 40%, donde los intereses los asume el Fondo Nacional del Café.

Para el directivo, la mayor ventaja con este plan de renovación es que no solo se incrementa la densidad de siembra, sino que también se mejora la edad de los cafetales.

Por ahora María Libia Cuartas y su esposo José Alcídes Gallego se mantienen firmes en que renovarán con Caturra y nada más.

La cifra

19 mil hectáreas, la meta de renovación en Caldas en cuatro años.

El dato

105 mil hectáreas, la meta de renovación en 2009 mediante los programas de competitividad y sostenibilidad .

La noticia

De acuerdo con el ICA, la roya sin control puede producir pérdidas hasta de 23% de la producción acumulada de 4 cosechas. En variedades susceptibles, la relación para convertir un grano de café cereza a pergamino seco es de 8 a 1, cuando en términos normales es de 5 a 1, lo que incrementa las pérdidas.



http://www.lapatria.com/Noticias/ver_noticia.aspx?CODNOT=60493&CODSEC=7