martes, 3 de marzo de 2009

Café de Nicaragua

Cafetaleros avizoran un mejor año, aunque el crédito haya disminuido

Empresarios productores del grano de oro esperan que costos de producción del café sigan la baja

El quintal del café esta en aras de ascender de precio, afirmó Roberto Brenes, productor cafetalero y empresario reconocido del sector, quien agregó que a pesar que existan algunas complicaciones para los productores del grano, como el mal estado de las carreteras, la falta de financiamiento, entre otros problemas, la producción se mantiene estable.

“Hemos visto un mejoramiento, hay mucha presión, hay mucha especulación, y la tendencia aparentemente es alcista” dijo literalmente Brenes quien detalló que hay un informe que “nos dice que la oferta mundial esta más pequeña que la demanda, eso nos indica que el precio vaya a mejorar este año”.

“Lamentablemente la caída (de la producción) es un poco más de lo que se había estimado. La escasez de café que se ha observado no es solo en Centroamérica sino que en Latinoamérica” dijo el productor cafetalero.

Detalló que aún hay en los departamentos de zonas altas como Nueva Segovia, Jinotega y Matagalpa, que la cosecha aún se está recogiendo.

Brenes estipuló que “en cuanto a cosecha para Nicaragua en el período 2009-2010, podríamos esperar que sea mejor que el año pasado, si partimos de la volatilidad o el hecho cíclico de la caficultura”.

El productor dijo que esperan “que los costos sean también un poco bajo que en el 2008 que fue el peor año que hemos tenido en cuanto a costos”, esto debido “al precio del combustible, de los alimentos y los fertilizantes”, justificó Brenes.

Detalló que “este año tenemos que el precio de los fertilizantes esta en un 30, 35 por ciento menos que el 2008” cuando habían precios de “40 dólares el quintal de urea” en lo que va del 2009 el precio de este producto oscila entre los 20 y 25 dólares”, concluyó el productor.

Concluyo lamentando que el crédito para el sector se haya disminuido.



http://www.lajornadanet.com/diario/archivo/2009/marzo/3/3.html