miércoles, 15 de abril de 2009

Café de Colombia

Café colombiano se cotiza por efcto de la escasez

Las altas cotizaciones internacionales del café parecen no detenerse. De promedios registrados el año pasado de 1,20 y hasta 1,40 dólares la libra se ha pasado a históricos no vistos en los últimos 11 años, lo que lógicamente se traduce en un mayor precio interno, que también superó el récord, pasando la barrera de los $700 mil, la carga.

Las diferencias entre la cotización del suave colombiano y la de granos de otras denominaciones es asombrosa, de hecho, supera los 30 y 40 centavos de dólares en la prima, por ejemplo, con los centroamericanos y la razón no es otra que la escasez.

Según explicaron tanto exportadores privados como de la Federación Nacional de Cafeteros, el fenómeno es coyuntural, pero definitivamente no puede decirse hasta cuándo durará.

Y aunque el incremento es visto con bastante optimismo, como ya se dijo, ante la escasez del grano, es poco el beneficio directo e inmediato que puede recibir el caficultor.

La prima

Básicamente entonces, ante la necesidad del suave colombiano hoy en el mercado de Nueva York se está pagando una prima entre 60 y 65 centavos de dólar por libra, hecho antes nunca visto.

La diferencia es demasiado elevada porque el café colombiano siempre recibía una prima por calidad, de 2 ó 3 y hasta llegó a los 10 centavos por libra, pero no más.

Ahora bien, el café a futuros se está negociando a 1,10 en promedio la libra, y la cifra restante es la prima de calidad, que pasó de 30 ó 35 centavos (lo que se pagaba hace un año) a 65 centavos, reconocimiento que tiene que ver más con la escasez que con la calidad del grano.

No tan bueno

Pero mientras para el general de los productores las noticias de precios históricos tanto internos como externos son buenas, para otros no lo es tanto porque no hay café para aprovecharlos.

Según explicó César Gómez, director ejecutivo de Uniexport, gremio que agrupa a los principales exportadores de café, la esperanza está cifrada en la cosecha principal que se presentará al cierre del 2009, porque la traviesa o mitaca -cosecha pequeña en la que se recoge el 30% de la producción- viene muy pequeña y está retrasada por efectos invernales.

Por su parte, Gustavo Andrés Gómez, gerente de la Cooperativa de Caficultores de Risaralda, advirtió que hay tres circunstancias que pueden presentarse por ese mismo efecto:

1.- La sobrevaloración sólo se presenta con el café colombiano, cosa distinta con orígenes de Centroamérica y Suramérica y se da por la escasez del suave en el mundo. Esto puede llevar a que los compradores ante los altos costos, cambien el bebestible nacional por otros orígenes.

2.- Que por la inusitada ‘bonanza’, en el mediano plazo se estimule el incremento del área cultivada del café, lo que llevaría como en otras ocasiones a una sobreproducción y caída de los precios.

3.-Un desestímulo por el consumo de los especiales, porque hoy los diferenciales que se pagan por el café estándar son similares a los de los especiales.

Hasta ahora es difícil predecir cuándo terminará el furor de los buenos precios, lo que algunos opinan que sería en algo menos de un mes y otros al finalizar la cosecha del primer semestre.

síntesis

A futuros

* Una de las recomendaciones de los exportadores privados y de la cooperativa a los cafeteros es a que aprovechen los buenos precios para las ventas a futuro, lo que les garantiza mayores ingresos.
* Hasta ahora, según la Cooperativa, quienes tienen conocimiento de las bondades del sistema están aprovechando.
* Todavía falta que los cafeteros entiendan el beneficio del esquema que genera un mejor precio.
* Hoy sólo el 10% de los productores de Pereira venden bajo el mecanismo de futuros.

Cambios en entrega

Por los retrasos en las cosecha tanto principal como de mitaca, producto de la ola invernal, los exportadores se han visto en la necesidad de reprogramar las entregas del grano.

Así según explicó César Gómez de Uniexport, ellos están tratando de organizar las entregas de acuerdo con la salida del café. “Estamos cambiando de acuerdo con el mercado y las existencias del grano, pero en general los embarques se están postergando entre uno y dos meses, es decir, ajustándolo a las ofertas de café.

Gustavo Andrés Gómez, gerente de la Cooperativa, para no generar incumplimientos en los compromisos adquiridos y con las entregas se ampliaron los plazos hasta en tres meses.



http://www.latarde.com/economica/93-notas-economica/9250-cafe-colombiano-se-cotiza-por-efecto-de-la-escasez.html