sábado, 18 de abril de 2009

Café de República Dominicana

Hacia la denominación de origen del Café Barahona

La denominación de origen (DO) se entiende como el proceso para determinar las particularidades del origen físico (territorio, factores agro-ecológicos, sistema de producción, calidad y cantidad del producto, etc.) y las particularidades de los productores (tecnologías y procesos aplicados por los productores, tradiciones humanas y productivas, historia de la producción, etc.), que hacen únicas e irrepetible las características cualitativas de un producto (vinos, quesos, jamones, mieles y cualquier producto de origen agropecuario) para poder ser mercadeado como algo muy específico.

En Dominicana existen un sin número de tipos de café, pero el tipo Barahona es el que mayor fama internacional posee y es el que mayor precio obtiene en el mercado internacional.

El café Barahona ha sido ofertado al mercado mundial en los últimos 120 años, como tal, y a su producción, su desarrollo tecnológico y mercadológico han contribuido un sin número de oleadas de inmigrantes, comenzando con los italianos y corsos que fueron los primeros en crear plantaciones de escala comercial y desarrollar las exportaciones hacia Europa y otros mercados, los puertorriqueños que en los finales del 1800 y principio del 1900 aportaron su mano de obra en la recolección y establecimiento de plantaciones e importaron desde Yauco la tecnología de vía húmeda en el manejo poscosecha del café, los haitianos que desde siempre han participado con su sudor en la recolección y producción de nuestro café, así como los españoles y árabes que en menor grado contribuyeron con la producción y comercialización internacional del Café Barahona.

En la actualidad, está siendo desarrollado en la región Enriquillo, que integran las provincias Barahona, Bahoruco, Pedernales y Jimaní, por el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el Consejo Dominicano del Café (CODOCAFE), con financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) el Programa de Desarrollo Tecnológico Agropecuario del Sur (PROTESUR) el cual posee un componente de investigación en café que esta generando las informaciones necesarias sobre las particularidades de nuestras áreas cafetaleras y sobre el café de nuestra región, requisito fundamental para la creación de la denominación de origen Café Barahona.

Las informaciones obtenidas también serán necesarias para construir la estructura legal (reglamentos, legislación de soporte y legalización del nombre e inscripción en la oficina nacional de propiedad intelectual, ONAPI) y organizar institucionalmente (consejo de dirección, comité de seguimiento, comité regulador y comité certificador) dicha denominación de origen.

Con la creación de la denominación de origen Café Barahona se beneficiarán 7,294 productores de la región y se lograrán diferentes tipos de objetivos entre los que podemos citar: objetivos agrícolas, mercadológicos y económicos.

Entre los objetivos agrícolas están la obtención de información científica sobre el agrosistema productivo del café predominante en la región, la delimitación geográfica de las zonas cafetaleras de las sierras de Neiba y la del Bahoruco, el manejo integrado de la Broca del cafeto, la caracterización de los suelos cafetaleros y otros temas relacionados a la producción del café en la región. El uso de esa información científica permitirá incrementar la producción de café en la región.

Los objetivos mercadológicos de la denominación de origen Café Barahona serán: poder ofrecer café con una certificación de su origen, de sus características físicas, características organolépticas y por ende con todos los parámetros de su calidad; establecer la oferta anual del producto de manera que no se pueda vender otros orígenes como Café Barahona y, finalmente, mejorar la trazabilidad del café, que consiste en conocer los manipuladores del producto, desde el productor hasta el consumidor.

El lector se habrá preguntado: ¿en qué se beneficia con la creación de la denominación de origen? Tanto el productor, quien suda abundantemente para producir el café como la sociedad dominicana, en general.

Con la denominación de origen Café Barahona se lograrían objetivos económicos como aumentar el valor agregado a la producción de café de la región y así se incrementarían los niveles de ingresos de nuestros caficultores, contribuyendo a devolverle el nivel de rentabilidad al cultivo, necesario para mantener a los caficultores dedicados a sus predios, evitando la migración económica a la ciudad o al exterior, también tendría sus efectos de protección ambiental y ecológica, ya que si se abandona los cafetales y se talan para sembrar cultivos de ciclo corto en las laderas de las sierras, se destruirían los suelos y la poca cubierta boscosa que todavía cubre nuestras sierras y contribuye a captar las aguas que alimentan los ríos que aportan el agua para riego y consumo doméstico que se usa en las zonas bajas. Estos servicios ambientales, de cuantificarse, serian un gran aporte económico a la sociedad del suroeste y desde luego a la nación.



http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=148126