miércoles, 27 de mayo de 2009

Franquicias

McDonald's dispuesto a superar a Starbucks

McDonald’s pretende convertirse en la primera cadena de establecimientos especializados en café de Europa, superando incluso a Starbucks. La compañía tiene previsto abrir este año varios cientos de McCafé, donde se venderán productos de repostería y cappuccinos.

Mientras Starbucks – que cuenta con 1.300 locales en Europa – ha recortado sus planes de crecimiento en la zona, McDonald’s cuenta con un ambicioso proyecto de expansión en el continente.

La cadena de comida rápida pretende contar con 1.200 McCafés, ubicados dentro o cerca de los restaurantes McDonald’s, en Europa a finales de año. Por el momento, la empresa no ha implantado McCafés en Reino Unido, donde se encuentran aproximadamente la mitad de los establecimientos europeos de Starbucks.

En opinión de Jerome Tafani, director financiero de McDonald’s Europa, "podemos convertirnos en el primer establecimiento de café del continente. Los McCafés nos están ayudando a captar nuevos clientes que hacen que el ambiente de los restaurantes del grupo sea más acogedor. Además, hay mucha gente que entra a desayunar de camino al trabajo".

La cadena de café comenzó sus operaciones en Australia a principios de los noventa y no llegó a Europa, concretamente a Irlanda, hasta 2002. Casi la mitad de los 1.200 McDonald’s de Alemania cuentan ya con McCafés. En países como Rusia e Italia, la cifra ronda el 20%. La cadena ya ha comenzado a abrir establecimientos en Francia y Austria.

En un esfuerzo por convencer a los consumidores más escépticos, McDonald’s utiliza cafeteras de los fabricantes más exclusivos y tiene una variada oferta de café, que Kraft le suministra en función del gusto de los distintos consumidores. El crecimiento de los McCafé coincide con el excelente momento que vive McDonald’s, cuyas ventas de hamburguesas y patatas fritas han aumentado durante la crisis.

La cadena ha lanzado una campaña de publicidad en EEUU para promocionar sus cappuccinos. El grupo asegura que su estrategia de apertura de McCafés en sus restaurantes europeos, que tendrá un coste de entre 60.000 y 85.000 euros por establecimiento, le permitirá recuperar su inversión a un ritmo muy superior al de Starbucks, lo que facilitará su entrada en mercados más difíciles como Italia. "Nuestro modelo de negocio no es el mismo que el de Starbucks", puntualizó Tafani.



http://www.expansion.com/2009/05/27/financialtimes/1243423555.html