miércoles, 17 de junio de 2009

Café de El Salvador

Sector caficultor confía en promesas del presodente Mauricio Funes

Caficultores de diferentes zonas del país se reunieron en un hotel de esta capital para conocer los resultados de la investigación “Posicionamiento del café de El Salvador en el mundo”, realizada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

El café ha sido desde el siglo pasado uno de los productos que ha contribuido al desarrollo del país. En 1857 las plantaciones de café incrementaron, sobre todo en el occidente salvadoreño. A pesar de que la producción de café bajó hace varias décadas USAID ha impulsado desde el año 2006 apoyo al mejoramiento de la calidad y la promoción de la venta internacional.

En los últimos seis años la exportación de café en nuestro país ha incrementado significativamente, pero se está trabajando por el fortalecimiento del sector. “Las propuestas del nuevo gobierno están encaminadas a apoyar al sector agrícola. Esperamos respaldo en el área de caficultura”, sostuvo María José Huezo, coordinadora de la taza de la excelencia; encargada de difundir a escala mundial la calidad del café salvadoreño.

Los pequeños productores también confían en las políticas que implementará en nuevo gobierno para fortalecer al sector café. Ricardo Rodríguez, de una Cooperativa de café usuluteca, manifestó que el sector ha estado abandonado para los pequeños productores y que “creemos que con el cambio de gobierno tendremos más incentivos que nos ayuden a mejorar nuestra producción” y que la producción del grano ha bajado, pero los precios han sido estables.

Las alianzas con el nuevo ejecutivo serán claves en el desarrollo y fortalecimiento del sector, que ha sido para muchos, abandonado.

“El café no es solo una fuente de empleo. A nivel gubernamental somos contribuyentes de impuestos”, afirmó Fernando Lima, exportador de café de la empresa Cuscachapa, en Santa Ana.

Lima enfatizó que necesitan el apoyo del Estado en la facilitación de créditos ágiles; una promesa hecha por el nuevo mandatario salvadoreño en la que se gestionarán créditos para los productores agrícolas del país.

Hoy en día el café salvadoreño ha abierto un mercado entre Estados Unidos el principal comprador, además, hay demanda en Alemania, Italia y Japón.

Actualmente, el país vende la libra del grano de oro a 22.25 dólares, y el año pasado 20.15 dólares lo cual muestra un incremento significativo, para los productores salvadoreños. Esto ha sido un gran avance a pesar de la situación de crisis mundial. Actualmente, el quintal se cotiza a 124,35 dólares mientras que hace un año se vendía a 114,63 dólares.

El Consejo Salvadoreño del Café registró en el año cafetero 2007-2008 un total de 1.913.908 sacos de café, por los que captó 253,9 millones de dólares. El ex comisionado del café Antonio Salaverría, cree que es un reto para el nuevo gobierno apoyar programas que beneficien al sector “el café jamás se debe politizar, si no que se deben unir todos los sectores para llegar a mercados más grandes”, dijo. El Presidente Funes manifestó que el Ministerio de Agricultura es el delegado para manejar el apoyo al sector de los caficultores.



http://www.diariocolatino.com/es/20090617/nacionales/68006/