miércoles, 8 de julio de 2009

Café de México

Reales ganancias en café orgánico

Para diversificar sus líneas de productos, la empresa Real del Monte, ubicada en el estado de Hidalgo, emprendió hace poco el negocio del café orgánico, que gracias a que sus puntos de distribución son lugares donde concurre turismo nacional y extranjero, ha propiciado que sus ventas crezcan.

Pero la empresa no ha sido ajena a la crisis económica, de hecho entre junio del año pasado al mismo mes del 2009 sus ventas retrocedieron 45 por ciento; sin embargo, ahora empiezan a recuperarse y comercializan en promedio una tonelada del grano al mes, en presentaciones de bolsas de papel y cartón de un kilogramo.

La empresa nació en Pachuca, Hidalgo con una familia de Real del Monte, por ello su nombre, que proviene de este considerado “pueblo mágico”.

Hace poco tiempo la firma inició con el negocio de café, antes eran principalmente salsas y miel. “Tuvimos la oportunidad de contactar con una persona en Xicotepec de Juárez, Puebla, y es quien nos está vendiendo el envase del café, con nuestra propia marca”.

Nuestros proveedores también venden café natural a Nestlé de mucho cuerpo y sabor y estamos teniendo éxito con este grano que es totalmente puro, orgánico de ahí su precio de 150 pesos el kilo, dice el gerente de ventas de Real del Monte, Joel Ignacio Morales Gama.

El cartón se hace en Tizayuca, con un empresa especializada en los empaques de cartón y corrugado para el embalaje del producto, de quien contratamos este servicio.

Los productos Real del Monte se venden en Hidalgo en todas las tiendas Trico, Geo, Higarte, que es la tienda de artesanías en el estado, en los centros turísticos como Huasca, San Miguel Regla y acabamos de entrar al hotel Barranca Honda, famosa por un museo de duendes, así como en Cancún y parte de la Riviera Maya, en Querétaro, Monterrey, Acapulco, en tabaquerías de los hoteles y sobre todo en tiendas turísticas.

“Nuestro producto se va como si fuera un souvenir y lo tenemos en inglés y español para que también el turismo extranjero lo pueda llevar”, expresa.

Entrevistado en el marco de la Expo Restaurantes-Pescamar que se realizó en el World Trade Center de la Ciudad de México la semana pasada, explicó que Real del Monte tiene cinco años de haber nacido y no ha requerido crédito, ha crecido sustentablemente para que el negocio se soporte sólo.

Recuerda que este negocio empezó vendiendo café en vasitos de plástico, al principio, se regaló el producto a la familia y después se industrializó, es un negocio familiar, una de mis hermanas viste el producto, otra hace el producto, otro lo envasa y yo que lo vendo. Uno de mis sobrinos es el dueño del negocio. El envasado es a mano, es producto completamente artesanal, plática.



http://imagenagropecuaria.com/articulos.php?id_art=779&id_sec=1