jueves, 9 de julio de 2009

Café de México

Elevan intermediarios 50% costos del café chiapaneco

Los doce integrantes de la Cooperativa Cafeteros Ambientalistas de Chiapas del municipio turístico La Trinitaria, que producen café orgánico, saben de la importancia de estar organizados y de realizar gestiones de manera directa, sin intermediarios, ya que esto eleva hasta 50 por ciento sus costos de producción y reduce sus ganancias.

Resolver el problema de los intermediarios es un asunto fundamental, ya que de por si con la crisis económica que vive el país los cafeticultores enfrentaron una caída en ventas del 30 por ciento, entre mayo del 2008 al mismo mes del 2009.

Ezequiel Echeverría González, coordinador de asesoría y ventas de la cooperativa en cuestión, menciona que el mercado está plagado de intermediarios, ellos hacen la gestión y son los “ganones”, o el ingeniero que supuestamente hace el proyecto.

Nosotros –agrega-- procuramos ir directamente y tocar instancias, aunque es difícil porque hay muchas trabas burocráticas y piden como requisito que sea una persona, ya sea de una institución pública, universidad o de una consultora, la que elabore el proyecto, quien llega a cobrar hasta 50 mil pesos o mucho más por un proyecto.

Un problema al que nos hemos enfrentado es que un producto orgánico debe estar certificado por una agencia internacional, que cobra buena cantidad de dinero, que va desde 20 mil a 100 mil pesos o mucho más, dependiendo del número de hectáreas. La certificación se ha convertido en un negocio, que impacta en los ingresos de un pequeño productor, destacó.

Por ello, nosotros proponemos una certificación participativa, respaldada por la Universidad Chapingo, que consiste en que un grupo de investigadores, campesinos y alumnos de la universidad, verifiquen si realmente se realizan los procesos para el cultivo de productos orgánicos, puntualizó.

A ello se suma la falta en México de una cultura de consumo de productos orgánicos, naturales, libres de químicos como el café, lo que propicia que se dirijan al mercado de exportación y en el mercado nacional quede una mínima cantidad, y la mayor parte son alimentos chatarra y de baja calidad, que incluso ha ocasionado la aparición de enfermedades desconocidas.

Considera que la gente debe hacer conciencia de la buena calidad que tienen los productos mexicanos, para que nos ayuden a crecer, ya que no contamos con los recursos para promocionarlos.

Al participar en la Expo Restaurantes-Pescamar, donde exhibió su café de grano en bolsas de medio y un kilogramos, y otros productos elaborados a base de café, destacó que tuvieron presencia en este importante evento para realizar contactos de negocio gracias al apoyo de la Secretaría de Agricultura, lo cual consideró un buen inicio para dar a conocer nuestro café de Chiapas orgánico de excelente calidad.

Enfatizó que el café chiapaneco es muy cotizado, sin embargo, 85 o 90 por ciento del producto no se queda en el mismo estado o en el país, se va al extranjero; nos quedamos con la chatarra.

Nosotros –externó- pugnamos porque nuestros productos se reconozcan, el café que manejamos es arábiga, que no molemos por grandes cantidades, ya que al elaborar el grano por toneladas pierde su esencia, su calidad, vamos moliendo el café conforme va saliendo, nuestra venta es por kilos, aunque han ido aumentando los pedidos.

Somos pequeños productores y cada uno tiene de una a 12 hectáreas por productor y lo que buscamos es atender al mercado interno para luego en un mediano y largo plazo lograr exportar, puntualizó Echeverría González.

Tenemos mucha variedad de árboles con policultivo en las zonas cafetaleras, es decir, hay aguacate, tejocote, no nos quedamos en el monocultivo que desgasta la tierra.
Comercializamos café en la zona turística la trinitaria, Estado de México, Texcoco (en la Plaza San Pablo), Zacatecas, Distrito.Federal (Comercializamos en el tianguis orgánico enfrente de la Universidad de Chapingo) que se abre todos los domingos.

Estamos tocando puertas para poner barras de café en dependencias del gobierno, hospitales, oficinas de pago y administrativas de Luz y Fuerza del Centro, plazas comerciales. Esto es parte de las estrategias que tenemos para vender ahí directamente el producto, tazas de café y café de grano en bolsas de a kilo, así como licores a base de este producto, esto implica que podemos emplear a los hijos de los campesinos y nosotros mismos.

Nos han invitado pero temporalmente a Plaza Loreto y al Restaurante el Arroyo. No es fácil llevar el producto al mercado, por lo que si una dependencia quisiera estamos dispuestos a darles 50 tazas de café “tipo americano” a cambio de que pongamos nuestro producto en ese lugar.

También refiere que en México no se toma buen café, ya mal acostumbraron al mexicano a lo malo, ya que algunas personas ven el nuestro que “no pinta” y no queda conformes, lo quiere oscuro, que es el color que adquiere por las grandes cantidades de azúcar quemada que hace que se ponga muy negro, como el Café Legal, explica el asesor de la cooperativa.

Un buen café, además tiene un precio más alto, ya que la producción no es fácil, es todo un proceso, especialmente el de productos orgánicos, que va de 110 a 120 pesos el kilo, mientras el convencional cuesta entre 80 y 100 pesos, Un buen cultivo puede dar dos toneladas en una hectárea, subraya.

Informa que con recursos propios han emprendido el negocio del café. Hemos solicitado apoyos de Sedesol, el FIRA, Chiapas, CNI en Chiapas, sin embargo, hasta el momento no hemos tenido una respuesta en concreto.

Finalmente, indicó que el consumo de productos orgánicos apenas empieza en México, en Europa y Estados Unidos lo hacen de manera masiva. Desde 1985 el café chiapaneco está en otros países. El siglo XXI ha traído enfermedades desconocidas, hay gente que cree en mesianismos, dicen que son los tiempos; y no es eso, es la forma en como te alimentas, estamos en el mundo de la chatarrización, de que muchos productos se elaboran con químicos.



http://imagenagropecuaria.com/articulos.php?id_art=776&id_sec=1