martes, 15 de septiembre de 2009

Café de Colombia

Gobierno propone a productores renovar cultivos de café

El Gobierno nacional está apostando a agricultores como Olmedo Cantor para rejuvenecer su producción de café en un programa de sustitución de arbustos viejos por nuevos y así aumentar su presencia en el mercado mundial de granos arábigos

Con la producción de sus árboles más antiguos en extinción, Cantor resembró hace un año cerca de una hectárea de café en el departamento de Risaralda. Ahora espera que los pequeños granos verdes broten de los arbustos para doblar su producción el próximo año.

"No estaban dando nada, simplemente ocupando espacio", dijo Cantor mientras mostraba el nuevo cultivo que reemplazó árboles de hasta 18 años en los alrededores de una casa de campo en la que también ha sembrado plátano.

"Cuando esto se inicie, va a despegar realmente", aseguró el caficultor.

Con la entrada en producción de los nuevos cultivos, la mejora del clima y el aumento del uso de fertilizantes, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia espera aumentar su oferta en lo que queda de este año y a comienzos del 2010.

Sólo en julio, las exportaciones de café de Colombia cayeron un 32 por ciento a 608.000 sacos en comparación con el mismo mes del año pasado, mientras que la producción bajó un 35 por ciento a 582.000 sacos.

La cosecha colombiana se ha visto golpeada por el programa de renovación de cultivos y las lluvias que cayeron sobre las principales zonas productoras que retrasaron la maduración de los granos.

La escasez provocó un alza de la prima de calidad por el café de Colombia y ha mantenido en niveles competitivos el precio internacional del producto.

El programa de rejuvenecimiento de la cosecha comenzó a finales de 2007 con el objetivo de llegar a 300.000 hectáreas trabajadas por los agricultores en pequeñas parcelas.

Los caficultores fueron beneficiados por créditos baratos para cubrir la producción perdida durante el programa de resiembra de hasta 1,5 hectáreas de sus parcelas.

PROCESO DE RENOVACION

Los pequeños agricultores que trabajan en menos de cinco hectáreas representan más de la mitad de los cultivadores de café de Colombia, el tercer productor mundial después de Brasil y Vietnam.

Alrededor de 9.000 hectáreas fueron renovadas el año pasado y 14.000 en lo corrido de este año, con la meta de llegar a 35.000 hectáreas a finales de 2009, de acuerdo con la Federación.

El plan es completar las 300.000 hectáreas para el año 2014 o 2015, cuando Colombia espera elevar su producción a 17 millones de sacos, dijo a Reuters Edgar Echeverri, director técnico de la Federación Nacional de Cafeteros.

La Federación espera que la producción de café para este año se ubique en alrededor de 10,3 millones sacos, frente a una previsión inicial de alrededor de 11,5 millones de sacos.

"Yo esperaría que el próximo año veamos un cambio en la tendencia y vamos a pasar desde 11,5 hasta 12 millones de sacos de nuevo", afirmó Echeverri.

En Risaralda -una de las regiones productoras de de café más importantes de Colombia- los agricultores de pequeña escala aportan la mayor parte de la cosecha que va de octubre a diciembre y esperan un incremento significativo a partir de abril.

José María Argote, de 67 años y quien cultiva una hectárea de café en Risaralda, se unió al programa de resiembra de la Federación después de una escasa cosecha del año pasado.

Hasta ahora ha recolectado 10 kilos de sus nuevos árboles, mientras que pequeñas pepas rojas y verdes están listas para ser recogidas a partir del próximo mes.

Argote estima que la producción de su cultivo estará normal y en su punto máximo en la "mitaca" o cosecha de mitad del año en 2010.

"El año que viene empezará a aumentar. Todo esto debería empezar a ocurrir el año próximo, si Dios quiere", aseguró.


http://ve.invertia.com/noticias/noticia.aspx?idNoticia=200909141933_RTI_78387940&idtel=