lunes, 28 de septiembre de 2009

Café de Colombia

Impulso a la agroindustria del café especial

Con la entrada en funcionamiento de la torrefactora, se espera un mayor ingreso de los agricultores del municipio dedicados a este cultivo

La eliminación de intermediarios en el proceso de producción de alimentos con el fin de otorgarle un mayor margen de utilidad a los productores agropecuarios de la localidad, es el propósito de varios proyectos que cursan en Génova impulsados por la administración local.
Así lo declaró el secretario de Agricultura y Ambiente, Jorge Hernán Lasso Arango, quien destacó la inauguración en octubre de la torrefactora de café, equipo financiado con recursos de la agencia presidencial para la Accion Social y la Cooperación Internacional y la alcaldía.

“El proyecto se había incluido desde el plan de gobierno del alcalde y ahora que contaremos con ella se podrá trillar y moler el grano, a su vez que se le dará una denominación de origen. De la misma manera, se han realizado acercamientos con gobiernos de otras naciones y ONG, así como con minicadenas de Acción Social para abrirle mercado, y contamos con el apoyo de la Cámara de Comercio de Armenia en el diseño de la marca, empaques y material promocional”, señaló.
En la actualidad se adelantan las etapas de calibración y ajuste de los equipos con el fin de que entregue al grano la mejor calidad, la cual se deriva de acciones como la fertilización, el beneficio, la tostión y el molido.
“La capacidad de producción es de aproximadamente 30 kilos por hora, aunque en el momento el volumen de procesamiento está entre 10 y 15 kilos por hora. El objetivo es empezar a comercializarlo, pero sin cometer errores porque de los afanes sólo queda el cansancio”.

De la misma manera se lleva a cabo la segunda etapa del proyecto de café especial con Alianzas Productivas, relativa a la comercialización y con el que se ha logrado, de acuerdo con la información suministrada, volver a abonar y fertilizar los cafetales de 95 caficultores, organizar sus beneficiaderos y secaderos de café, e implementar estrategias de manejo integral con sostenimiento ambiental.

Cabe recordar que este municipio es pionero en el departamento en el mercado de café especial, y varios de sus productores han recibido certificaciones de entidades como Rainforest Alliance y la cadena estadounidense Starbucks.
Al respecto, José Milton Cardona Gómez, coordinador de la Organización Gestora Acompañante, OGA, de la Cámara de Comercio de Armenia, resaltó como el cultivo del grano “representa para Génova casi un 80 % del producto interno”.
Añadió que “el posicionamiento de una marca en un mercado es algo que no se consigue de la noche a la mañana, por lo que en el momento se realizan contactos comerciales pese a que la torrefactora no ha comenzado a operar. No se cuenta con datos exactos del volumen de producción en el municipio porque no todos los predios están dentro del proceso. Sin embargo hay un estimativo para este año, de alcanzar los 115 mil kilos entre la cosecha principal —entre abril y junio— y la mitaca —situada entre octubre y diciembre—”.

De acuerdo con el funcionario, en el proyecto, con valor de mil 776 millones, todos los actores aportan una parte —los productores con $1.200 millones, más $455 millones del ministerio, $13 millones 200 mil de la alcaldía y la asociación de cafés especiales respectivamente, $16 millones 452 mil del Sena para el plan de manejo social y $31 millones de la secretaría de Desarrollo Económico, Rural y Ambiental de la gobernación—, con el fin de fortalecer el capital inicial y al posterior financiación del fondo rotatorio.

“Con esto se busca que en un futuro los productores tengan un flujo continuo de capital y puedan prestarse entre ellos. En el momento se estudian alternativas para la administración de estos recursos, entre una fiducia, la OGA que llevaría una contabilidad independiente o la asociación misma. Lo que sí sabemos es que el fondo empezará antes de que termine el año y que con lo recogido la mitaca empiecen a inyectar al fondo”.

Un impulso a la agroindustria
Lasso Arango también se refirió a otros sectores en los que se busca fortalecer el otorgamiento de valor agregado, como el panelero, para lo que se adquirió un trapiche propio con el que se busca complementar la idea de comercializar productos derivados de esta con denominación de origen.

“El trapiche ya está registrado ante el Invima y buscamos de esta manera que se produzca panela certificada y con los requisitos que la nueva normatividad exige, como la presentación en empaques de papel termoencogible y con fechas de elaboración y vencimiento”.

No obstante, para cumplir con los requisitos, fue necesario organizar la asociación correspondiente, la cual incluía a productores de pequeños relictos de caña que, por definición, no podían ser calificados como paneleros.
“Se depuró el grupo hasta quedarnos con 16 familias que cuentan con mínimo una hectárea por predio. Luego se consiguió el equipo gracias a los recursos de Oportunidades Rurales y nos encontramos al día con los diseños publicitarios, empaques, pendones, pancartas y bolsas”.

De hecho, este sector empezará a vender derivados con los que se pretende incursionar en el mercado de la dulcería y así aprovechar la vocación turística del departamento.
“Se adquirió una pasteurizadora para llevar a cabo la transformación de leche, proyecto que se encuentra en ejecución”.



http://www.cronicadelquindio.com/noticia-completa-titulo-impulso_a_la_agroindustria_del_cafe_especial__-seccion-Econ%C3%B3micas-nota-4153.htm