miércoles, 2 de septiembre de 2009

Café de Cuba

La Isla, sin café

El gobierno tuvo que importar 33.000 toneladas en 2008, la mitad de lo que se producía en 1959

La "distribución racionada" es la única vía para adquirir el producto en La Habana, tras la persecución desatada contra los choferes de ómnibus interprovinciales, que realizaban los traslados de oriente a occidente, según el periodista independiente José H. Fernández, colaborador de CUBAENCUENTRO.com.

Actualmente, las autoridades venden un paquete de café por persona, de unas cuatro onzas, una vez al mes. Los sobres "adicionales" —comercializados al doble del precio de la cartilla de racionamiento— fueron eliminados hace varios meses.

En Santiago de Cuba, la mayor productora del grano en el país, la situación es similar, informó el periodista independiente Juan Carlos Hernández.

"Se ha cerrado la vía de escape: el mercado negro. No hay café en Santiago, por el acecho del gobierno contra los que bajan el grano de las montañas y porque casi todo lo están exportando", apuntó.

Según Reuters, la cosecha de café se inició la última semana de agosto, pero la falta de combustible y otros recursos necesarios comprometen los planes de un aumento significativo en la producción.

De acuerdo con los productores, "hay más café que el año anterior y se hace el esfuerzo para que, a pesar de la falta de recursos, no se pierda ni un grano".

La producción de café ha declinado sostenidamente desde 1959, cuando la cosecha rondó las 60.000 toneladas. En 2008, las autoridades importaron 33.000 toneladas de café a un costo de 52 millones de dólares, mientras las exportaciones del grano local generaron apenas 3,8 millones de dólares, según cifras oficiales.

La recolección comienza en agosto y termina en marzo, aunque la mayoría de los granos son recogidos entre octubre y enero.

Actualmente, hay en la Isla unos 35.000 cultivadores de café, que reciben créditos gubernamentales de bajo interés e insumos subsidiados, pero deben vender el grano al Estado a precios inferiores a los que se paga en el mercado negro.

Analistas locales opinan que dicho sistema lleva a una baja producción y al desvío de entre 10 y 20% de la cosecha.



http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/noticias/la-isla-sin-cafe-207374