sábado, 12 de septiembre de 2009

Café de México

Residuos del café contra el cáncer y sida

El costo de producción de cada kilogramo es de 400 mil dólares

La molécula fenetil ester, podría representar una solución para el combate contra cáncer y sida

GUDALAJARA, JALISCO.- A partir de un compuesto químico en los residuos del café, especialistas del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) trabajan en un método para reducir el costo de producción de una molécula que en el futuro podría ser utilizada con fines terapéuticos contra el cáncer y sida.

De acuerdo con el doctor Juan Carlos Mateos Díaz, del Departamento de Biotecnología de dicha institución, en el mundo existen múltiples grupos de investigación interesados en el estudio de la molécula fenetil ester, del ácido caféico, y de los mecanismos de acción antitumorales y antivirales que se le conocen, los cuales pueden ser potenciadas con métodos biotecnológicos.

“El problema con la molécula es que producir cada kilogramo cuesta alrededor de 400 mil dólares, por lo que necesitamos materias primas y herramientas económicas para generarla” y con ello reducir el costo de la investigación que lleve a la producción de nuevos fármacos contra el cáncer y VIH.

“Tan sólo elaborar el cocktail enzimático que se usa actualmente para generar la molécula tiene un precio aproximado de 200 dólares por kilogramo”, expuso Mateos Díaz.

Para sintetizar dicha molécula a un menor costo, el investigador mexicano propone utilizar la cascarilla y pulpa del café, que normalmente van a la basura por considerar que no tiene utilidad, y de los cuales, aseguró, es posible extraer ácido clorogénico y transformarlo en la molécula con potencial farmacológico.

Este procedimiento, denominado transesterificación, puede realizarse utilizando como “catalizador” algunos hongos que también crecen en los residuos del café, los cuales producen enzimas capaces de realizar el proceso.

A partir de los residuos del café, “nosotros podemos generar las enzimas para producir la molécula con una inversión de sólo dos pesos por kilo. Estos es muchísimo menos dinero, aunque debo mencionar que aún estamos haciendo pruebas a nivel laboratorio para escalar el proceso”, expuso Mateos Díaz, por lo que el costo de producción podría elevarse.

Actualmente, el investigador y su equipo de trabajo construyen un fermentador que permita pasar de los 50 gramos de enzimas que producen, a los 10 kilogramos.

Para desarrollar el proyecto, el investigador del Ciatej viajó a los campos de café de Tapachula, Chiapas, donde recolectó muestras de la cascarilla y pulpa del café, así como de los distintos hongos, bacterias y levaduras que crecen en estos residuos.

“Decidimos quedarnos con los hongos debido a las enzimas que secretan, de los cuales logramos aislar alrededor de 50 especies con morfología totalmente diferente, y los cultivamos por fermentación sólida”, explicó.

Esa colección de hongos fue analizada con un método de búsqueda y selección rápida para determinar qué variedades presentaban al menos tres actividades enzimáticas diferentes que pudieran tener alguna aplicación industrial.

De este modo, encontraron el hongo que produce las enzimas adecuadas para sintetizar la molécula, que eventualmente permitirá desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer y sida.

El proyecto, que se encuentra en la etapa inicial, se desarrolla con la colaboración del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y recursos económicos del Fondo Mixto Chiapas-Conacyt, así como de la empresa Diversificados Argovia, cuyos propietarios están interesados en adquirir la tecnología.



http://www.informador.com.mx/tecnologia/2009/136755/6/residuos-del-cafe-contra-cancer-y-sida.htm