martes, 22 de septiembre de 2009

Café de Venezuela

Productores dicen que déficit de café permanecerá este año

El anuncio hecho por el ministro de Comercio, Eduardo Samán, sobre que a final de año el país iniciará la exportación de café a Rusia y Bielorrusia, fue acogido con sorpresa por los productores del grano, quienes aseguran que la cosecha que está por iniciarse será similar a la pasada, lo que significa que habrá dificultades para satisfacer la demandaa.

"Según nuestras estimaciones es posible que la zafra 2008-2009 ronde el millón de quintales, una cifra similar a la cosecha pasada", dijo un productor de la zona centro-occidental del país que prefirió mantener el anonimato.

Aseguró que los altos costos de producción, caída del apoyo gubernamental y precios por debajo de los gastos operativos, provocaron la baja inversión en el mantenimiento de los cultivos, lo que hace presumir que el país se verá forzado nuevamente a recurrir a la importación.

Cabe destacar que en las últimas semanas, el Gobierno se vio forzado a importar café para subsanar el déficit, estimado por los productores entre 200.000 y 300.000 quintales (entre 9.200 y 13.800 toneladas).

Consultado al respecto, el ministro de Agricultura y Tierras Elías Jaua, afirmó que el país contará con suficiente café como para exportar. "No ha habido exportación este año. Fue el año pasado cuando autorizamos la exportación de 10.000 toneladas", dijo sin mayores detalles.

Desaparece del mercado Tal como habían advertido los caficultores semanas atrás, el café desapareció de los anaqueles.

En un recorrido realizado por varios comercios capitalinos, se pudo comprobar que las existencias se limitan a variedades tipo gourmet de marcas no tradicionales, así como presentaciones instantáneas.

Sobre este asunto, Jaua aseguró que ello obedece a problemas en la cadena de suministro, pues a su entender la producción se mantiene sin problemas. Café hay, y si a una cadena comercial no le llega el café, esto tiene que ver con sus problemas de comercialización y articulación, pero ha habido garantía de café toda la semana", afirmó.

Sin embargo, los productores aseguran que el desabastecimiento obedece a que no hay inventarios para el procesamiento. "Advertimos que no había café para molienda porque la producción cayó, y ello se ha demostrado con la falta en los comercios", dijo otro productor que tampoco quiso revelar su identidad por temor a represalias por parte de las autoridades.

Cabe recordar que hace más de un mes y con el objeto de investigar un supuesto contrabando del fruto, el Ejecutivo ordenó la intervención de las dos principales torrefactoras del país (Fama de América y Café Madrid), cuya producción abastece más de 70% de los requerimientos del mercado nacional; situación que habría afectado la producción de este rubro esencial en la dieta del venezolano.

No obstante, empleados de al menos una de la factorías intervenidas aseguran que las investigaciones han arrojado que no existe contrabando ni acaparamiento alguno, y que por el contrario la caída de la producción obedece a la total sequía de los inventarios de materia prima.

En este sentido, una de las fuentes anónimas consultadas resaltó que la posible expropiación de las torrefactoras (lo cual está siendo analizado por el Gobierno) pondría en jaque la subsistencia de muchos productores.

"La cosecha se adelantó en algunas zonas y estamos viendo que no hay mercado. El Gobierno no dispone del personal suficiente para fiscalizar las zonas productoras con el objeto de realizar las compras del café maduro, algo que sí hace la empresa privada.

Tememos que la cosecha pueda perderse por falta de compradores", dijo.

Asimismo, señaló que ello puede ser aprovechado por intermediarios inescrupulosos que ofrezcan comprar el grano a precio menor al oficial, para luego revenderlo a las torrefactoras al costo establecido por el Ejecutivo.



http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?items=950969