martes, 22 de septiembre de 2009

Organización Intenacional del Café (OIC)

Consejo de la Organización Intenacional del Café analiza efectos de la crisis sobre el sector

El Consejo de la OIC se reúne en Londres para evaluar la evolución y los retos futuros del sector en un clima de confianza pese a la crisis económica.

Las exportaciones de café han crecido durante los primeros diez meses del año cafetero -que va de octubre de 2008 a julio de 2009- un 2,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual ha tranquilizado a los productores de esta materia prima.

Además, el consumo de café en 2008 ascendió a 130 millones de sacos de 60 kilogramos, según la más reciente actualización de estos datos, debido principalmente al aumento registrado en el consumo interno de algunos países exportadores como Brasil, Indonesia y México.

"No existen indicios de que la crisis económica mundial haya tenido un impacto significativo en el consumo de café", razonaba el director de la OIC, el colombiano Néstor Osorio, en su informe de agosto pasado.

La OIC es una entidad asociada a la ONU que representa al sector cafetero y cuenta con 77 países miembros, 45 de los cuales son exportadores de café -que representan el 97 por ciento de la producción mundial- y 32 son importadores -y que suponen cerca del 80 por ciento del consumo mundial-.

La preocupación del sector puede venir, sin embargo, por la evolución de los precios del café, donde en agosto se apreció cierta "tendencia a la baja a corto plazo", según los últimos datos de la OIC.

La previsión para este año cafetero es que la producción mundial se sitúe en 126 millones de sacos, un 7,24 por ciento más que un año antes, aunque esta cifra podría sufrir variaciones debido a la caída en las exportaciones de Colombia.

También se han registrado descensos en la producción de otros países como Honduras, El Salvador, Costa Rica y Guatemala.
Los miembros de la OIC debatirán esta semana sobre las consecuencias del cambio climático en los países productores, la aplicación de programas encaminados a promover el consumo de café así como de los saludables efectos de este producto en la dieta, entre otros asuntos.

Está previsto que el presidente de la entidad comparezca el viernes para explicar las conclusiones alcanzadas por el Consejo en esta cita.

El café es un producto especialmente importante para la economía de algunos países subdesarrollados o en vías de desarrollo, ya que en algunos casos supone hasta el 75 por ciento de sus ingresos por exportación.

La producción de café da trabajo a 25 millones de familias y su venta al por menor genera unos ingresos de 70.000 millones de dólares, según la OIC.

La próxima sesión del Consejo de esta organización tendrá lugar en Guatemala el año que viene, del primero al 4 de marzo.



http://www.portafolio.com.co/internacional/europa/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-6165687.html