sábado, 16 de febrero de 2008

Café de Venezuela

Pequeñas y medianas torrefactoras reducen despachos hasta 20%

Inventarios de materia prima han mermado hasta 45% por distorsiones

Factores internos y externos han mermado la capacidad operativa de unas 25 empresas pequeñas y medianas productoras de café molido, que entrarán en una situación crítica en unos 90 días.

Nelson Moreno, presidente de la Asociación de Industriales de Café (Asicaf), aseguró que el control de precios que mantiene el valor del cafe crudo en BsF 288 por saco de 46 kilos combinado con el congelamiento del tipo de cambio han significado una reducción progresiva de la capacidad del sector para comprar materia prima, afectando los despachos a pequeños y medianos comercios de todo el país, que se han reducido hasta 20% del total de pedidos efectuados.

"Las industrias en el seno de Asicaf cubren cerca de 35% del mercado, mientras que el restante 65% es responsabilidad de las cinco productoras más grandes. No obstante, cuando la situación se vuelva crítica para nosotros lo sentirá toda la industria, pues las grandes plantas tendrán que atender la demanda que se cubre con nuestra oferta".

Moreno explica que actualmente están trabajando entre 15% y 20% de su capacidad operativa total por la dificultad para conseguir materia prima y por la reducción de la rentabilidad por los precios fijados hace dos años.

Las industrias deben vender al precio regulado de BsF 11,85; en contraste, el saco de café se ubica en BsF 340, aproximadamente 20% por encima de lo establecido en Gaceta Oficial.

Este incremento se debe a la reducción de la oferta en el mercado local de café, que se ha fugado hacia Colombia, Panamá, Curazao y otras islas, por la vía terrestre y marítima ya que el incremento de 50% en los precios internacionales en el último año hace que el café se cotice al cambio entre BsF 500 y BsF 550, el doble del valor regulado en el país, indicó Moreno.

Alerta a las autoridades

Asicaf señala que las distorsiones provocadas por exportaciones autorizadas por el Ejecutivo y el contrabando han reducido a 45% los inventarios respecto a 2007, pues las industrias han recibido 545.000 sacos este año, frente a los 1.200.000 sacos que a estas alturas deben haberse recibido.

Moreno hizo un llamado al Ejecutivo sobre esta situación, y destaca que no pretenden generar ninguna desestabilización, sino alertar al respecto.



http://internacional.eluniversal.com/2008/02/16/eco_art_pequenas-y-medianas_716170.shtml