viernes, 28 de marzo de 2008

Barista

El arte de preparar un buen café


Preparar café resulta bien fácil; preparar un buen café ya es otra cosa. En este A Toda Marcha conversamos con Petra Veselá, ganadora del quinto Concurso Nacional de Baristas, y con Štěpánka Havrlíková, coordinadora y portavoz de la competición.

Un sabor delicioso y un aroma inconfundible son las características fundamentales de un buen espresso. El barista es una persona que sabe prepararlo de manera excelente. La campeona nacional de baristas, Petra Veselá, sostuvo que es todo un arte que requiere un buen sentido culinario y, sobre todo, mucha práctica.

“Depende de la experiencia que uno tenga, pero siempre es recomendable pasar por un curso de baristas para aprender las reglas que rigen la preparación de un buen espresso. Y después hay que practicar mucho”, sostuvo Veselá.

El pasado 17 de febrero se celebró en Praga la quinta edición del Concurso Nacional de Baristas. La portavoz de la competición, Štěpánka Havrlíková, explicó que el campeonato nacional obedece las normas internacionales establecidas por la Asociación de Cafés Especiales.

“Las reglas no las inventamos nosotros, sino que partimos de los estándares internacionales válidos para todos los países del mundo. Sólo hemos traído la competición a la República Checa y como coordinadores de la Asociación de Cafés Especiales la aplicamos al ambiente local”, señaló Havrlíková.

En esta última edición del campeonato participaron 39 baristas. Los mejores seis se clasificaron para la final, en la cual tuvieron que preparar un total de 12 cafés en sólo 15 minutos, según indicó la ganadora, Petra Veselá.

“El concurso tiene 45 minutos y está dividido en tres partes. Durante los primeros quince minutos, el barista se prepara para la competición. En los segundos quince minutos, sirve al jurado cuatro espressos, cuatro capuchinos y cuatro bebidas no alcohólicas preparadas a partir del espresso. Y los últimos quince minutos están dedicados a hacer limpieza”, sostuvo Veselá.

El jurado evalúa la calidad de preparación de las bebidas, el equilibrio de sabores y, por supuesto, la conducta general del concursante. “Su papel lo juegan también la higiene del ambiente y la habilidad con la cual trabaje el barista”, destacó Havrlíková.

La reciente campeona recalcó que los participantes además deben tener una buena dosis de fantasía para inventar bebidas nuevas. El cóctel triunfador del concurso fue una atrevida mezcla de ingredientes poco usuales en la preparación del café, según señaló su autora, Petra Veselá.

“Este año competí con una bebida preparada de espresso, arándanos, hielo y jarabe de chocolate. Al final añadí un poco de crema para acentuar el sabor del café”, indicó Veselá.

Petra Veselá representará a la República Checa en el Campeonato Mundial de Baristas, a disputarse en junio en Copenhague, Dinamarca. La barista sostuvo que no subestimaba la preparación, ya que habrá mucha competición, sobre todo, de los países escandinavos.

En cuanto al consumo del café, la República Checa, con unas 370 tazas anuales por persona, ocupa uno de los últimos puestos de Europa. Petra Veselá recalcó que la demanda por un buen espresso ha crecido notablemente en los últimos años, pero que aún faltan sitios donde puedan satisfacerla.

“Creo que la situación ha cambiado en los últimos años. Mucha gente ya se ha acostumbrado a pedir un espresso o un capuchino en las cafeterías. Lo que pasa es que faltan locales donde sepan prepararlo de manera correcta. En ese aspecto, tenemos mucho por mejorar”, señaló Veselá.

Pero hay un sitio donde siempre se sirve un café exquisito: La cafetería U Zlatého Korálku, de Petra Veselá, situada en el pueblo de Jílové u Prahy, a unos 20 kilómetros al sudoeste de Praga.
Si desean observar como se prepara un buen café y probar, por ejemplo, el cóctel triunfador del Concurso Nacional de Baristas, no duden en visitarla en persona o, por lo menos, consultar la página web: www.zlatykoralek.cz.



http://www.radio.cz/es/edicion/102407