sábado, 29 de marzo de 2008

Café de Colombia

Cafeteros piden no subir tasas de interés


Se manifestó que “se estima inconveniente agravar la situación con presiones adicionales a las tasas de interés”, según el Gerente General, Gabriel Silva.

El Comité Directivo de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, mediante una carta al Banco de la República, expresó su preocupación por la actual situación cambiaria y los efectos negativos sobre los ingresos de los caficultores.


Adicional a la revaluación del peso que les ha reducido los ingresos en $1,89 billones de pesos en los últimos 5 años, los caficultores se ven enfrentados a los elevados costos de fertilizantes que han subido entre el 50% - 70% en los últimos 12 meses, al igual que el costo de la mano de obra para la recolección. Es esta coyuntura, no hay nada más lejano a la realidad que estar hablando de una “bonanza” cafetera.

Aún cuando los cafeteros, a través de diferentes programas de la Federación y el Gobierno Nacional, han incrementado su productividad la situación actual los está llevando a una crisis de rentabilidad.

Los cafeteros no han estado con los brazos cruzados ante la nueva realidad cambiaria. Han sido pioneros en la utilización de coberturas no sólo para el precio de café en los mercados de futuros de Nueva York, sino también con la utilización de coberturas cambiarias para proteger los flujos financieros del Fondo Nacional del Café.

A pesar de estos esfuerzos, la actual coyuntura está poniendo en riesgo la viabilidad de un sector crucial para el funcionamiento económico, social y político del país, expresó Gabriel Silva.

La carta también resalta que a “diferencia de otros sectores exportadores que enfrentan los mismos problemas, en el sector cafetero no se van a observar grandes quiebras ni bancarrotas de empresas. El sector cafetero, por su estructura, se ajusta más silenciosamente, pero con un costo social mucho más grave, a través de la reducción de los ingresos de medio millón de familias caficultoras que subsisten gracias a este cultivo, la consecuente migración a las ciudades y la destrucción de la principal red social del campo colombiano.”

Por estos motivos, el Comité Directivo en representación de los cafeteros de Colombia, le solicita al Banco de la República no subir en esta ocasión las tasas de interés y escudriñar en el instrumental de la política económica, para encontrar fórmulas que permitan evitar un daño mayor a la estructura productiva y al bienestar de miles de colombianos.



http://www.dinero.com/wf_InfoArticulo.aspx?idArt=46191