sábado, 22 de marzo de 2008

Cafê de Ecuador

Los cafetales orgánicos se renuevan

200 productores cambian sus cultivos envejecidos por nuevas plantas. La producción alcanza los 3 000 quintales anuales.

Las cerca de 50 familias que cultivan café en el cantón Balsas aprendieron pronto que con un buen manejo se puede exportar el producto.

En este pequeño poblado, en el sur de El Oro, los agricultores renuevan sus cafetales para mejorar la producción. Hasta hace 10 años, los cafetales empezaron a perder espacio frente a las granjas avícolas. Los criaderos de pollos prosperaron hasta convertirse hoy en la principal actividad económica, mientras la mayoría de los cafetales quedó abandonada. “Los precios del café estaban tan bajos que ya no era rentable cultivar”, recuerda Gabriel Galarza, pequeño productor.

No fue sino hasta el 2003 cuando el cultivo volvió a tomar impulso. Lo hizo, en parte, por el proyecto de reconversión de cafetales en unidades autosustentables. “La idea era que en las fincas donde tenemos café, también cultivemos otros productos para ser autosuficientes”, explica Héctor Galarza, miembro de la Asociación de Productores Orgánicos San Francisco. El grupo mantiene un vivero para la distribución de las plantas entre los socios.

Muchos de los cafetales en Balsas, donde se cultiva la variedad arábica, están certificados como orgánicos. También están certificados cafetales de los cantones vecinos Marcabelí y Las Lajas.

Los productores aseguran que un quintal de café orgánico puede costar hasta un 40% más que el del producto convencional.

En el sur del país existen 1 765 hectáreas de café orgánico. Solo en El Oro se producen 3 000 quintales anuales, según la Federación de Asociaciones de Pequeños Cafetaleros Ecológicos del Sur (Fapecafes).

No obstante, su presidente Roberto Jiménez indica que la producción orense se ha mantenido baja en los últimos tres años por factores climáticos. “El año pasado la sequía afectó al cultivo”.

Aún así, Jiménez precisa que el interés por cultivar café orgánico se mantiene. “El quintal del orgánico está entre USD 155 y 160 en el mercado europeo, por sobre los USD 140 del convencional”.

Al igual que en resto del país, en El Oro predomina el café arábica de la variedad criollo o típico. Al menos, 200 productores cultivan el producto orgánico en Balsas, Marcabelí, Las Lajas y Piñas.

En Zaruma, donde el cultivo del café criollo ha sido una tradición de larga data, hoy se intenta recuperarlo como signo de identidad de la localidad.

Con esa intención, el Municipio ejecuta convenios con los agricultores para recuperar los viejos cafetales. El Cabildo entregó gratis a los campesinos plantas de la variedad criolla para que las siembren en sus fincas.

El proyecto se ejecuta desde agosto del 2006, con un presupuesto de USD 4 600. Este año se espera entregar 11 500 plantas para su distribución entre 10 finqueros zarumeños.

Las dos variedades

En el país se produce un promedio de 10 000 quintales de café orgánico al año. Unos 800 corresponden a Manabí.

El café arábica predomina en el país, por sobre la variedad robusta. El primero ocupa el 70% y está más en el sur.

Las asociaciones Agroartesanal de Productores de Café de Altura Puyango y de Pequeños Exportadores de Café Especial de Marcabelí trabajan con pequeños cafetaleros de El Oro.



http://www2.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=179053&id_seccion=6