lunes, 10 de marzo de 2008

Café de México

Suspende gobierno apoyo a cafetaleros

El primer apoyo del gobierno federal fue muy bueno, esto fue hace aproximadamente 9 años, con mil 800 pesos por hectárea, de ahí en adelante extrañamente la cantidad fue reducida".

SAN MIGUEL QUETZALTEPEC, ZACATEPEC, MIXE, OAXACA.- "El primer apoyo del gobierno federal fue muy bueno, esto fue hace aproximadamente 9 años, con mil 800 pesos por hectárea, de ahí en adelante extrañamente la cantidad fue reducida y en forma inexplicable le redujeron también al hectareaje", reveló doña Simiona Rodríguez, originaria y vecina de San Miguel Quetzaltepec, Zacatepec, Mixe,

"Hubo personas que cobraron, mediante cheques, 50 o 100, 700 u 800 pesos y ahora ya nada. Creo que fue suspendido este apoyo", resaltó la mujer campesina.

Dijo que debería continuar el apoyo por hectareaje a 1800 pesos, "eso si que nos gustó esa ayuda, pero hace años que este apoyo fue suspendido de manera inexplicable", indicó.

"El proceso es bastante laborioso y costoso, primero se corta el café maduro, cuyo color es rojo, el tradicional y el caturro, también es rojo, pero hay de color amarillo, pocos son los que tienen caturro, la mayoría tiene la mata tradicional, porque es más aguantador, el caturro si no se deshierba seguido, se seca, mientras que el también conocido como criollo sigue dando sus frutos, aunque esté enyerbado", precisó.

"Mucha gente corta el café maduro y también el verde, juntos, esto para terminar de cosechar lo más pronto posible. La cosecha inicia en el mes de octubre hasta enero. El maduro se despulpa inmediatamente y el verde se almacena en una bolsa de plástico, a los 15 días se despulpa, ya que tarda en madurar, indicó la experimentada mujer, productora, al igual que sus paisanos, café orgánico.

"Luego que está despulpada, al otro día, por la mañana, muy temprano, algunos se levantan a las 3 o 4 de la mañana, para lavar el grano, ya que por el dulce se pone muy baboso y en ocasiones no hay agua en los yacimientos y es por ello que hay que madrugar. Algunos les queda lejos el agua y hay que cargar en la espalda. Los que tienen agua entubada tienen un poco más de ventaja", abundó.

"Después de la lavada se extiende sobre el secadero de cemento, pero otros, en petates o en plásticos. En ocasiones el clima no nos ayuda, porque llueve a veces hasta una semana y es cuando más sufrimos, porque el grano se mancha. El comprador exige el café seco y blanco, de lo contrario no lo compran y lo compra, lo paga a bajo precio", sostuvo la entrevistada.

La señora Simiona Rodríguez sustenta que en muchas comunidades, principalmente en Quetzaltepec, "los cafetales o los trabajaderos se encuentran en lugares de difícil acceso, mucha pendiente, porque en Quetzaltepec no hay terrenos planos; hay ocasiones en que nos rodamos cuando cortamos bajo sol o bajo lluvia, porque si el corte no se hace, el café se madura y se cae del árbol y es más difícil recogerlo del suelo, por ello hay que apresurarse al corte", agregó.


UCIRI, LA ORGANIZACIÓN A LA QUE PERTENECE.

Doña Simiona Rodríguez dijo que ella pertenece a la organización Unión de Campesinos Indígenas de la Región del Istmo (UCIRI), desde hace 12 años, en la que vende su café, cuyo kilogramo le pagan a 20 pesos, señaló.

Explicó que aunque el costo es similar con los intermediarios, "me gusta más vender mi producto a UCIRI, porque aunque es poco, pero después nos dan retroactivos, y en ocasiones nos regalan machetes, bultos de cemento, costales y otras cosas más, mientras que los particulares no regalan nada", reconoció.

"El gobierno federal y el estatal deben fortalecer la producción del café, de lo contrario la migración será peor, porque abandonarán sus bienes y a sus familias, avizoró la entrevistada por El Número Uno.

Doña Simiona Rodríguez comentó que hace aproximadamente tres años que hombres y mujeres comenzaron a migrar a los Estados Unidos. Algunos les ha ido bien, ya que construyeron su casa y han mejorado notoriamente su condición de vida, "lo que con el café no lograrían en poco tiempo", señaló.

Por lo anterior solicitó que el gobierno federal y del estado hagan un buen estudio y en ello se base un buen proyecto sustentable que realmente ayude a los cafetaleros, de lo contrario la pobreza y la migración irá en aumento, arriesgando sus vidas, confirmó.



http://www.noticias-oax.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=300&Itemid=31